¡Por favor, no quiero propaganda electoral, quiero propuestas argumentadas!

Se aproximan las elecciones, comienza el festival de inauguraciones, pagas de extraordinarias atrasadas, promesas, críticas a los oponentes políticos, paseos por calles y mercados para saludar a los ciudadanos, apariciones continuas en los medios de comunicación, sonrisas, abrazos y besos a niños. Mítines y banderitas de colores al gusto con música identificativa. La locura electoral, la simulación del acercamiento al pueblo que asiste a la función como mero espectador.Viñeta-sobre-las-elecciones-de-Ferran

Y mientras tanto, ¿quién soluciona mis problemas? esos de la vida cotidiana, esos que me producen bienestar. ¿Quién atiende mis peticiones? ¿Quién tiene tan siquiera la atención –o educación- de responderlas cuando las hago por conducto formal? ¿Quién me recibe si solicito una audiencia para exponer mis quejas o aportar mis soluciones?

Esos que ahora tanto se prodigan, que parecen tan cercanos, y que te estrechan su mano por la calle, esos que te ofrecen el paraíso si les votas, esos luego se olvidan. Una vez elegidos se protegen en su búnker político burocrático, y te consideran sospechoso si alguna vez intentas reclamar, protestar o incluso aportar soluciones –creo que eso es lo que menos les gusta, no vaya a ser que les quites el puesto- Ahora comienza la función que acaba pronto, con la impotencia de mi voto.

De nuevo otra campaña electoral, ¿para qué? Nos descubrirán algo nuevo o se dedicarán a “tirarse los trastos” unos a otros como hacen habitualmente. Bastaría con que nos explicarían si hay alguna variación con respecto al programa anterior, el de tan sólo hace unos meses, lo que evidentemente no supondría más de media hora o, quizás cinco minutos, o tal vez nada si no hay variación alguna. Una pérdida de tiempo y de dinero, de dinero de todos. Otra vez la pesadez de las frases repetitivas de los discursos populistas, de las promesas inviables, de las mentiras premeditadas.

De nuevo los vídeos absurdos realizados para convencer ¿a quién? ¿de qué? Otra vez a considerarnos estúpidos sin criterio con sus propagandas engañosas en los televisores, en las radios y en los buzones. Más debates televisivos ¿De verdad sirven para algo esos debates o son sólo puro espectáculo televisivo?chistePena, me da mucha pena, porque según los expertos en marketing político toda esa parafernalia electoral influye en los votantes. ¡Qué pena! Si todos tenemos memoria para juzgar lo que han hecho, capacidad de razonar para analizar la viabilidad de las promesas y sabemos leer para estudiar los programas electorales, nos sobra todo este circo electoralista, caso contrario ¿para qué nos sirven nuestras facultades intelectuales?

¡Por favor no quiero propaganda electoral, quiero propuestas argumentadas!

Javier Jiménez Olmos

6 de junio de 2016

CIEN AÑOS DE CONFLICTOS EN ORIENTE PRÓXIMO: LA HERENCIA DE SYKES-PICOT

Al acabar la Primera Guerra Mundial las fronteras de una parte del mundo cambiaron. Los grandes imperios vencedores de la Gran Guerra, Gran Bretaña y Francia, inventaron fronteras y crearon países al albur de sus particulares intereses económicos y estratégicos. Oriente Próximo fue uno de esos lugares donde se diseñó el mapa con los dictados del imperialismo: explotación y división.

Las grandes potencias británica y francesa, tan celosas de la civilización y la democracia para sus adentros no tuvieron escrúpulos a la hora de explotar los recursos naturales y los seres humanos de los países que colonizaban, sin que para estos hubiera concesión democrática alguna. Para asegurar esa explotación utilizaron el lema tan antiguo “divide y vencerás”. Para ello, cuando llegó la ocasión crearon divisiones fronterizas artificiales sin tener en cuenta en absoluto el deseo de las personas que dentro de ellas se encontraban.

Con anterioridad a la Gran Guerra, en 1884, Francia y el Reino Unido convocaron la Conferencia de Berlín para discutir las fronteras de las colonias en África, el encargado de organizarla fue el Canciller alemán, Otto Von Bismarck. Franceses y Británicos estaban muy en expandir sus imperios y explotar los grandes recursos naturales africanos. Aunque los Estados Unidos también fueron invitados no mostraron interés en la colonización africana.

Italia y Alemania tenían interés muy especial en el territorio africano porque querían competir con las vastas posesiones que ya disponían sus adversarios británicos y franceses. Sin embargo, ni un solo representante africano fue invitado a la conferencia. Era una forma de reafirmar la superioridad europea que, con la excusa de llevar la cristiandad y la civilización, abusarían, oprimirían y hasta esclavizarían por pura codicia imperialista.  En la Conferencia de Berlín se ignoró la cultura africana, la división tribal, las razas, religiones y otros aspectos tradicionales para configurar unas fronteras al servicio de los imperios.África colonial 1913Hay que indagar en las “miserias de la historia” para averiguar las causas de los innumerables conflictos que desde la era colonial hasta nuestros días tienen lugar en África. Los trágicos resultados del colonialismo se hacen patentes en ese continente cada día. La responsabilidad también pertenece al pasado, a aquellos que con sus políticas imperialistas justificaron la indignidad de seres humanos, a aquellos que permitieron o participaron en la explotación egoísta de los recursos naturales y de las personas.

Ahora se cumplen cien años del Tratado de Sykes-Picot en el que se plasmaba el diseño inicial del Oriente Próximo (también denominado Oriente Medio). Un diseño, como el africano, realizado de acuerdo con las potencias vencedoras de la Primera Guerra Mundial. Tampoco se tuvieron en cuenta los deseos y las características propias de la región. El petróleo tan abundante y la posición estratégica eran imprescindibles para la maquinaria de guerra de las potencias imperiales que luchaban: de un lado Alemania con su aliado el Imperio Otomano y de otra británicos y franceses. Como es natural los vencedores dictaron el reparto final del territorio de los otomanos.

Como en África, los conflictos en Oriente Próximo tienen un origen cuya parte más importante se encuentra en la historia. Para comprender las guerras y conflictos que ahora se desarrollan se necesita analizar cómo se formaron las actuales fronteras. Las causas de las guerras actuales en Oriente Próximo tienen razones inmediatas, como las invasiones de Afganistán e Iraq. No obstante, la historia pasada nos dará muchas de las claves para saber por qué se lucha en Siria e Iraq, de donde viene la rivalidad suni-chií (árabe-iraní), qué ocurre en Líbano, hacia dónde va Turquía, cuál es el origen del conflicto palestino-israelí, cómo evolucionan Egipto e Irán, a qué se debe la influencia de las monarquías del Golfo, en especial al de Arabia Saudí en el mundo suní.

Un siglo de los acuerdos de Sykes-Picot

Las fronteras actuales de de Oriente medio se diseñaron por el británico Mark Sykes y el francés Fraçois Picot. Los dos diplomáticos dividieron el mapa de una de las más volátiles regiones del mundo en estados que no tuvieron en cuenta las peculiaridades étnicas y religiosas de sus habitantes. El Tratado Skykes-Picot fue firmado en secreto por británicos y franceses el 16 de mayo de 1916 y es la base de las actuales fronteras de Oriente Medio.pacto-sykes-picotUn siglo después, Oriente Medio continua sufriendo las consecuencias de la firma de ese tratado, la mayoría de los árabes culpan de la violencia posterior, de la ocupación de palestina por los judíos y del surgimiento del ISIL a ese tratado Sykes-Picot.

El Imperio Otomano (1516-1924)

En las últimas décadas antes de su desaparición, el Imperio Otomano había perdido el control de muchos de sus territorios en favor de las potencias coloniales crecientes Francia, Gran Bretaña e Italia. Francia tomó el control de Argelia en 1830 y de Túnez en 1881; mientras que Gran Bretaña obtuvo los dominios del Golfo de Arabia en 1820, Omán en 1861, Egipto en 1882, y Kuwait y Sudán en 1899  y el control del protectorado de Adén en 1939; Italia se anexionó Libia en 1911. Pero a principios de la Gran Guerra en 1914,  los otomanos todavía dominaban los territorios de Damasco, Alepo, Raqqa, Basora y Bagdad.

Oriente Próximo en 1914
Cuando comenzó la I Guerra Mundial, los otomanos se aliaron con Alemania y el Imperio Austro-Húngaro en contra de británicos y franceses, fue entonces cuando los regímenes políticos y el mapa de la Región comenzaron a cambiar.

Mark Sykes (1879-1919)

Sykes era un consejero político, diplomático, político y militar además de un incansable viajero. Representó a su país en las conversaciones secretas que mantuvieron con Francia y Rusia para repartirse el Imperio Otomano en Oriente Medio y Anatolia. Sykes firmó lo que se conoce como tratado Sykes-Picot. Se cree que este diplomático también jugó un papel significante en el borrador de la Declaración de BalfourSykes

Sykes, que había nacido en el seno de una familia acomodada, publicó un número de libros durante los años veinte. Su trabajo incluía dos libros de ciencia militar y tres sobre el Imperio Otomano y los países islámicos que componen la región de Oriente Próximo. Estos libros contenían observaciones del propio Sykes obtenidas durante sus viajes a Oriente Medio y Anatolia. Por lo que se le podía considerar un  gran conocedor de la zona.

En 1915, basadas en las recomendaciones de Sykes, el gobierno británico creó la Oficina de Asuntos Árabes. Esta institución servía a la inteligencia británica con sede en Egipto y se encargaba de controlar las actividades políticas en el Oriente Próximo. Se cree que allí descubrió las viejas denominaciones de regiones administradas por el Imperio Otomano tales como Palestina, Siria o Iraq.

Sykes murió en París a causa de la “gripe española” en 1919 cuando asistía a una conferencia de paz. Habían pasado solamente tres años desde la firma del tratado que él había promovido. Nunca llego a ver los mapas que había diseñado plasmados sobre el terreno y que cambiaron las fronteras de Oriente Medio por los años siguientes.

Francois Georges-Picot (1870-1951)

Picot era un diplomático francés hijo de historiador George Picot. Negoció en secreto el tratado con Sykes. Picot trabajó en la Corte de Apelación de París durante dos años antes de trabajar como diplomático. Sirvió como secretario del Embajador en Copenhague antes de ser destinado como Cónsul General en Beirut un poco antes de comenzar la Gran Guerra. En Beirut, Picot estableció grandes relaciones con los líderes cristianos maronitas, luego fue destinado a El Cairo antes de volver a París en la primavera de 1915.Picot

Como miembro del Partido Colonial Francés, defendió a los árabes que apoyaban al mandato francés en sus propios países. Entre 1917 y 1919, Picot fue Alto Comisionado en Palestina y Siria, y, en esa función, recomendó el despliegue de 20.000 soldados franceses, abriendo el camino para la llegada del General Henri Gouraud que sería comandante en jefe del ejército francés de Levante. Más tarde fue destinado como ministro plenipotenciario en Bulgaria y Argentina.

Contenido del acuerdo Sykes-Picot

Durante la Primera Guerra Mundial, los ministros de asuntos exteriores de Francia, Rusia, Reino Unido e Italia nombraron un grupo selecto de diplomáticos para mantener conversaciones con la finalidad de determinar la parte del Imperio Otomano, al que apodaban “el hombre enfermo”, que correspondería a cada uno al finalizar la Gran Guerra. Entre Noviembre de 1915 y Mayo de 1916, tuvieron lugar negociaciones en secreto e intercambiaron memorandos de entendimiento entre los ministros de asuntos exteriores de esos países, principalmente a través de los representados por el británico Sykes y el francés Picot.

Los británicos, que eran la parte más poderosa de todos ellos, negociaban al mismo tiempo en contacto con el Emir y Sarif de la Meca Hussein bin Ali, quien había organizado el complot para una revolución con el objetivo de establecer un reino árabe en la región. El 16 de mayo de 1916, se firmo en secreto un acuerdo entre Sykes y Picot, que aprobó también el ministro ruso de asuntos exteriories Seergey Sazonov.

El tratado contemplaba el establecimiento de cinco nuevas entidades en Levante:

La primera entidad se extendía desde Bagdad hasta el sur para incluir Kuwait y alcanzar la costa del Golfo. Esta entidad estaría bajo el control directo de los británicos.

La segunda, combinaba lo que hoy es el norte de Iraq, Jordania y el desierto de Negev, alcanzando toda la ruta hasta el Sinaí. Esta parte quedaría bajo influencia británica.

La tercera, incluía el área costera que se extiende desde el sur del Líbano hacia el norte de las provincias de Mersin, Iskenderun y Adana. Todo ello bajo control francés.

La cuarta entidad comprendía el desierto de Siria. Que quedaba bajo influencia francesa.

La quinta, incluía la parte otomana de Palestina que quedaba como una zona internacional debido a su importante significado para las tres religiones monoteístas. Los británicos, no obstante, tendrían el control de Acre y Haifa.El-Tratado-Sykes-Picot-de-1916Con respecto a Rusia, el acuerdo establecía que el Zar conservaría su influencia en Estambul, los territorios adyacentes al estrecho del Bósforo y las cuatro provincias colindantes con las fronteras rusas en el este de Anatolia. A Grecia se le asignó el control de las costas del oeste de Turquía. A Italia se le concedió el control sobre el sudoeste de Turquía.

Revelación del tratado Sykes-Picot

Cuando el Zar Nicolás II fue depuesto por la revolución de 1917, los bolcheviques, liderados por Vladimir Lenin, encontraron una copia del tratado Sykes-Picot en los archivos del gobierno. Leon Trosky, compañero de la revolución de Lenin, publicó una copia del acuerdo en el órgano oficial del partido comunista el periódico Izvestia el 24 de noviembre de 1917 con objeto de denunciar los planes imperialistas para repartirse el Imperio Otomano la finalizar la Primera Guerra Mundial. Lenin denominó el tratado como “acuerdo de los ladrones colonialistas”. La exposición pública del tratado causó un gran escándalo político en Gran Bretaña y Francia

La declaración de Balfour

Gran Bretaña, al mismo tiempo que negociaba con el Sharif de la Meca Hussein bin Ali, se comprometía con los sionistas a establecer “un hogar nacional para el pueblo judío”. Lo que se plasmó en una carta fechada el 2 de noviembre de 1917, escrita por el entonces secretario del Foreign Office, Athur Balfour, dirigida al barón Walter Rothschild, un íntimo amigo del movimiento sionista liderado por Chaim Weizmann.

El compromiso británico fue respaldado en 1920 cuando Harbert Samuel, un judío sionista británico, llegó a Palestina como primer alto comisionado británico para ese país. Ese año, se formalizó el Mandato británico sobre Palestina en la Liga de Naciones con un artículo especial en su legislación.

Las consecuencias del Tratado Sykes-Picot

Después de la caída del Imperio Otomano y la toma de Palestina e Iraq, los británicos abandonaron la idea de la partición de dicho imperio como inicialmente se había planeado en Sykes-Picot. En su lugar, se centraron en el mandato aprobado en la Conferencia de San Remo, celebrada el 26 de abril de 1920 con el objetivo de definir el destino de los territorios ocupados en Oriente Medio. Lo aprobado en San Remo se oficializó en el Tratado de Sevres el 10 de agosto de 1920.

Las principales consideraciones tomadas en cuenta entonces fueron las relativas al petróleo y el transporte. Los británicos se habían enfrentado a muchas dificultades durante la guerra cuando trataban de ocupar Iraq.  El estallido de la guerra había probado la importancia estratégica del petróleo. En esa época, los británicos controlaban los recursos petrolíferos en Irán. Su principal preocupación era impedir que los alemanes, principales contribuidores en la Compañía Turca de Petróleo, alcanzaran los pozos que sabían existían en la región iraquí de Kirkuk.

Las entidades del Mandato

Entre 1915 y 1916, Ahmed Djemal Pasha, el último líder militar otomano, dictó severas sentencias contra árabes nacionalistas intelectuales de Levante y ejecutó a algunos de ellos. Como resultado, los que apoyaban el nacionalismo reclamaron la independencia total del Imperio Otomano. Este hecho coincidió con la declaración del Sharif de la Meca Hussein bin Ali, a levantarse contra el imperio el primero de junio de 1916. Hussein anunció que intentaba establecer un estado árabe que se extendería desde Alepo, en Siria, hasta Aden en el sur, tal como había mencionado en su correspondencia con el Comisionado Británico en Egipto Sir Henry McMahon. Eso, sin embargo, no estaba en concordancia con las consideraciones coloniales de los aliados establecidas en la conferencia de San Remo.

Cuando los británicos estaban tratando de expulsar al ejército otomano de Levante, las fuerzas árabes, conducidas por Faisal, el tercer y más popular hijo de Hussein, estaban protegiendo el ala derecha de las fuerzas británicas. Faisal entró en Damasco el primero de octubre de 1918, y fundó un gobierno árabe bajo el mando de su padre, en un intento de imponer la nueva realidad a británicos y franceses. Los franceses, que ya habían ocupado Beirut, simularon que querían alcanzar un acuerdo con Faisal, al tiempo que sus tropas se movían hacia Damasco para derrotar a Faisal en Maysalun, cerca de Damasco.

En compensación, los británicos fundaron un nuevo reino árabe para Faisal en la antigua provincia del imperio otomano de Iraq, en  la cual el ejército británico había penetrado en 1915 y ocupada totalmente en 1917. Esas provincias fueron unidas más tarde con lo que se llego a conocer como el reino de Iraq. Mientras tanto, Francia renunció a sus reclamaciones sobre la provincia de Mosul por una mayor participación en la Compañía de Petróleo Turca. La compañía fue confiscada por los aliados y restablecida con el nombre de Compañía de Petróleo de Iraq.

En 1920, los franceses se anexionaron algunas partes del las provincias otomanas -que estaban previamente dentro de Beirut y Damasco- para crear el estado libanes, con las fronteras actuales. Los franceses más tarde comenzaron a tratar con el resto de la región que estaba bajo su mandato, a la cual llamaron Máshrek (el que esta la este, para distinguirlo del Magreb al oeste). Además del Líbano, establecieron cuatro estados más: dos basados en las respectivas regiones de Alepo y Damasco, y otros dos relacionados con los grupos alauitas y drusos.  En respuesta a la presión nacional, los franceses mezclaron Alepo y Damasco en un estado en 1932, que se llegó a ser conocido como la República Siria. Después también se anexionaron los estados druso y alauita.syriamap

Siria en 1932

Las fronteras un siglo después

Tras de la Primera Guerra Mundial surgieron conflictos en la Península Árabiga. Las guerras terminaron cuando al-Saud se apoderó las regiones que estaban bajo la influencia del Ali, hijo mayor de Hussein y su principal heredero. El reino saudí se estableció en 1932.

Palestina, mientras tanto, había estado bajo el gobierno del general británico Edmund Allenby desde que entró en Jerusalen en 1917. Su frontera Este con el emirato de Transjordania fue la misma que habían prometido como hogar nacional de los judíos, como se contemplaba en la Declaración de Balfour.

Al acabar la Gran Guerra, el acuerdo Sykes-Picot se reemplazo por el de San Remo (tratado posterior de Sevres) y las políticas que se aplicaron para los recién creados países árabes en el Máshrek. Nada de lo acordado por Sykes-Picot se contempló, excepto la demarcación de fronteras inicial de Líbano, Iraq, Transjordania y Palestina. En 1939, Turquía tomó por la fuerza la provincia Siria de Iskenderun, en colaboración con las autoridades del mandato francés. La colonización británico-francesa permanecería en los países del Máshrek, excepto en la región del Yemén, Arabia Saudí y Transjordania, hasta el principio de la Segunda Guerra Mundial.

Las monarquías de Egipto e Iraq firmaron tratados con los británicos que prácticamente les impedían obtener su independencia, pero cuando ambas monarquías fueron abolidas obtuvieron su independencia en 1952 y 1958 respectivamente. Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno francés accedió a la independencia de los dos países bajo su mandato: Siria y Líbano se independizaron en 1943.

Un día de la primavera de 1948, los británicos finalizaron su mandato en Palestina. Horas más tarde, el líder judío, futuro primer ministro, David Ben Gurion proclamó el Estado Judío. Los británicos, antes y durante la guerra, hicieron llamamientos a la migración de judíos europeos a palestina, marcando el camino para la creación del nuevo estado.

El papel internacional de británicos y franceses comenzó a decaer después de la crisis del Canal de Suez en 1956. Durante los sesenta y setenta del siglo XX, los británicos comenzaron a salir de la Península Arábiga. Se retiraron de Kuwait en 1965, el protectorado de Adén en 1967, de Muscat y Omán en 1970 y de Qatar y emiratos Árabes Unidos en 1971.

Desde entonces, apenas han cambiado las fronteras de los países árabes, excepto por la reunificación en 1990 de Yemen del Norte y Sur. En 1993 el Acuerdo de Oslo entre palestinos e israelíes sólo condujeron a que los palestinos se vieran limitados a su propio autogobierno en dos zonas geográficamente inconexas en la Franja de Gaza y la parte Oeste en Cisjordania.oriente-medio-mapa

Conclusiones después de cien años del Tratado de Sykes-Picot

El inicial tratado de Sykes-Picot, elaborado y firmado en secreto, y los posteriores acuerdos para repartirse los restos del Imperio Otomano fueron la muestra de hasta dónde la avaricia imperialista podía llegar. Para nada se tuvieron en cuenta a la hora de la división del territorio sus lenguas, culturas, tribus o religiones.

Aunque el diseño inicial de la repartición lo realizaron Sykes y Picot, la configuración definitiva se estableció después del Tratado de Sevres y en la Conferencia del Cairo, celebrada en 1921 y presidida por Wiston Churchil, partiendo del tratado de Sykes-Picot y la Declaración de Balfour.

El engaño se usó como arma maquiavélica para prometer aquello que no se tenía la intención de cumplir. Los “imperios democráticos” británico y francés no tuvieron escrúpulos a la hora de anteponer sus intereses coloniales a los valores que pregonaban defender.

Los soviéticos, una vez depuesto el zar Nicolás II, y los norteamericanos no participaron en el reparto colonial. Ideológica y paradójicamente unidos contra el imperialismo, dejaron para más adelante, después de la Segunda Guerra Mundial, la repartición de las zonas de influencia, abandonando entonces sus respectivos ideales marxistas y liberales contrarios al imperialismo.

Los poderes imperiales tuvieron la precaución de nombrar reyes y líderes dóciles a su causa en los territorios que controlaban. La corrupción se generalizó provocando descontento general entre la población árabe.

Cien años después de Sykes-Picot los árabes se sienten todavía la humillación histórica del reparto, que causa tanto rechazo a Occidente y  fomenta la expansión del islamismo radical.

La unificación de algunos territorios y la separación de otros ha agravado el conflicto entre la comunidades suní y chií. La rivalidad es el reflejo de la tradicional enemistad árabe-persa que hoy en día se traduce en el ansia por dominar la ideología del mundo musulmán según sus respectivas visiones del Islam. La competición se traduce en lucha por dominar las producciones y transporte del gas y petróleo, y en una escalada militar que puede conducir a otra confrontación bélica.

El engaño a los árabes con relación al reparto de Palestina con la posterior creación del Estado de Israel constituye uno de los principales agravios y la causa del permanente conflicto palestino-israelí.

La indefinición sobre la nación kurda es otra parte importante del tratado Sykes-Picot y posteriores acuerdos. El territorio kurdo se encuentra dividió entre cuatro estados: Iraq, Siria, Turquía e Irán. La paradoja actual es que el Estado Islámico y los kurdos, ambos fervientes detractores de la división Sykes-Picot, luchan en bandos diferentes para reformar las fronteras actuales.

El patrocinio de los líderes corruptos de las entidades y posteriores estados creados por parte de las potencias vencedoras (después de la Gran Guerra Francia y Reino Unido, y luego tras la Segunda Guerra Mundial de La Unión Soviética y Estados Unidos) y al servicio de los intereses de ellas ha contribuido a la desafección de regímenes de modelo socialista u occidental en beneficio del crecimiento de la vía del islamismo.

El resultado final es: golpes de estado, inestabilidad política, subdesarrollo en casi todos los órdenes, revoluciones, fanatismo religioso, terrorismo y guerras.

Oriente Medio es un nido de confusión por tanta mezcla realizada sin sentido y por tanta riqueza natural de su subsuelo que ha llevado a la ambición por el control de la región. La historia, pasada y reciente, con ese punto de partida en el tratado de Sykes-Picot, nos muestra el peligro del menosprecio de las culturas de las personas que habitan territorios sobre los que los imperios coloniales declararon su derecho con el argumento de la conquista militar.

A principios del siglo XXI el mundo árabe, cien años después del Tratado de Sykes-Picot, comenzó a de nuevo a agitarse después de la invasión de Iraq, la Primavera Árabe, la guerra de Siria y el surgimiento del Estado Islámico.

En junio de 2014, el ISIL cambió las fronteras de Iraq y Siria, para restaurar el Califato sobre los escombros de Sykes-Picot.

Javier Jiménez Olmos

23 de mayo de 2016

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL , NACIONALISMO Y VIOLENCIA

La historia de la humanidad está llena de episodios de violencia y de guerras, casi siempre motivadas por intereses personales o de élites, la mayoría de las veces económicos, habitualmente justificadas por otras causas, aparentemente más nobles, que han servido para incitar a las masas a combatir, matar o morir si es preciso, para defender  esos  “ideales superiores”. El patriotismo nacionalista o las creencias religiosas son constantes de esas motivaciones para la movilización de personas dispuestas a combatir en defensa de esos  “sacralizados ideales”.

Los sentimientos nacionalistas o religiosos no son controlables porque pertenecen a la esfera de lo emotivo. Aquellos que los manipulan y pervierten interesadamente lo saben. Saben que una vez inculcados son difíciles de extirpar.  Son como las simpatías por un determinado equipo de fútbol. Generalmente se adquieren de niño, por tradición familiar, por vivencias personales (o por llevarle la contra a su propio padre), pero no hay nada racional que lo justifique.futtbol

La comparación futbolística no es en modo alguna recurrente. El cóctel nacionalismo, religión, fútbol tiene antecedentes muy peligrosos en la reciente historia de Europa. Para aquellos lectores más jóvenes les recomiendo que acudan a internet y comprueben lo que sucedió en un encuentro de fútbol entre el Estrella Roja de Belgrado y el Dínamo de Zagreb el 13 de mayo de 1990.zvonimir-bobanEn un espacio reducido, como el de un campo de fútbol, donde se dan emociones tan incontrolables, el riesgo de episodios violentos es muy alto. La escalada de la violencia posterior también lo puede ser (insisto en recordar lo que sucedió en el mencionado partido y después).

Responsables políticos y deportivos, jugadores y público, y  medios de comunicación debieran evitar las provocaciones que pudieran incitar a personas a alejarse de lo que significa un espectáculo deportivo.

El fútbol es un juego que practican y ven millones de personas en todo el mundo, como otros deportes populares. Como tal debiera exclusivamente contemplarse. Cualquier utilización política, nacionalista o de otro tipo diferente al propio deporte es siempre reprobable.

Agitar una bandera o silbar a un himno nacional en un partido de fútbol no son per se actos violentos (o ¿pueden serlo, según  las circunstancias?), no obstante:

¡Qué miedo me dan las gentes

cuando comienzan agitar banderas!

¡Qué pavor cuando invocan a dioses cualquiera!

¡Qué pánico cuando a defender patrias arengan!

¡Qué terror cuando por sus naciones asesinan!

Javier Jiménez Olmos

19 de mayo de 1990

ANIVERSARIO DE LA INVASIÓN DE IRAK. LA RESPONSABILIDAD DE LOS NEOCON

Comienza la primavera de este 2016, tiempo en el que se conmemora el comienzo de la Guerra de Irak.  Los norteamericanos y sus más fieles aliados decidieron invadir un país soberano con excusas ante la opinión pública que nunca se han demostrado: efectivamente, ni se encontraron armas de destrucción masiva, ni se probaron los lazos entre Al Qaeda y el régimen de Sadam  Husein. Había otra razón que también argumentaron los defensores de la invasión: la expansión de la democracia como garante del progreso y de la paz.

Habría que preguntarse qué se ha conseguido en Irak con bombardeos e invasiones, si verdaderamente, tanto ese país como toda la región, han conseguido mayores cuotas de estabilidad, seguridad, desarrollo y democracia que tenían antes del comienzo de la guerra en marzo de 2003. Habría que preguntarse por la eficacia de la denominada  “guerra el terror”.conflicto-de-irak-10-638

Después de los atentados de Nueva York y Washington en septiembre de 2001 (11-S), Estados Unidos decidió iniciar una nueva era de actuaciones militares contra los que se consideraron agresores, sin tener en cuenta de que se trataba de un atentado terrorista, pero no de combatir un enemigo tradicional desde el punto de vista militar. Primero Afganistán y luego Irak fueron el resultado del uso del poder fuerte después del 11-S.

De las invasiones de Afganistán e Irak, y de las posteriores gestiones de las mismas, hay muchas lecciones que aprender. Tampoco conviene olvidar las actuaciones de los Estados Unidos y sus aliados en Libia para derrocar a Gadafi y en Siria para intentar hacer lo mismo con Al  Asad. ¿Ha disminuido el terrorismo? ¿Hay más estabilidad en Oriente Medio, Norte de África y África Subsahariana?

Gran parte de la doctrina que ha conducido a las invasiones y guerras mencionadas se extrae de los ideólogos llamados neoconservadores,  neocon. Por eso, en este artículo se trata de recordar esa forma de entender la política y las relaciones internacionales. Son muy pocos los analistas y dirigentes políticos que aún defiende la invasión de Irak y la denominada guerra al terror, por eso conviene recordar en que se fundamentan ideológicamente. Por eso, y porque ¿se podría repetir la historia?neocon_gallery

LOS NEOCON[1]

A principios del año 2000, Condoleezza Rice, entonces consejera en asuntos de política exterior del candidato presidencial George W. Bush, escribía en Foreign Affairs que “los Estados Unidos y sus aliados estaban en el lado correcto de la historia”. Textualmente decía: “American values are universal” (los valores americanos son universales). El documento criticaba la política exterior del presidente Bill Clinton y dejaba a la vista algunos principios que serían fundamentales durante el mandato Bush. Proponía que el presidente elegido debería reformar las estructuras militares heredadas de la Guerra Fría para adaptarlas con las nuevas tecnologías y configurar unas fuerzas armadas más letales, móviles y flexibles, con una gran capacidad y precisión de destrucción desde largas distancias. En resumen, recurrir a las “armas inteligentes” mencionadas en la Revolución de los Asuntos Militares. También hacía un adelanto del “eje del mal”, al señalar como poderes militares hostiles emergentes a Irak, Irán y Corea del Norte.

En octubre de 2002, Condoleezza Rice, ya asesora del presidente Bush en asuntos de seguridad nacional, en una conferencia titulada “Un equilibrio que favorezca a la Libertad”, aprovechaba los acontecimientos del 11-S para reafirmarse en sus anteriores convicciones y anunciar la “guerra preventiva”. Además, volvía a hacer hincapié en la necesidad del rearme tanto de Estados Unidos como de sus aliados europeos y zanjaba la discusión entre realistas e idealistas, después, insistía en el argumento de la universalidad de los valores americanos.

En el verano de 2002, Robert Kagan defendía el unilateralismo americano a las puertas de la invasión de Irak, en un artículo titulado Power and Weaknes. Kagan afirmaba que EE.UU. seguía la política realista de Hobbes y Europa la idealista de Kant; Marte y Venus, respectivamente. Argumentaba que es la debilidad de Europa la que la lleva a no usar la fuerza, que es esa debilidad la que la hace flexible y multilateralista. Sostenía que, aunque los americanos son tan respetuosos con las libertades y con la ley como lo son los europeos, se ven obligados a actuar unilateralmente con la fuerza porque difieren en la evaluación de las amenazas, por ejemplo, los europeos consideran que es peor derrocar a Sadam Husseim que dejarlo, argumentaba también. Criticaba a los europeos porque habían adoptado estrategias de diálogo y tolerancia no muy acordes con su propia historia plena de conflictos.

La creencia en la universalidad de los valores americanos y de que su sistema democrático debe ser exportable constituye el fundamentalismo de esta ideología llamada neocon. Ideológicamente representan la continuación de las ideas de Fukuyama (plasmadas en su libro El fin de la historia y del último hombre), y las más lejanas de la Paz Perpetua de Kant, de que las naciones democráticas no luchan entre sí. Los neocon, con la excusa del bien supremo de la exportación de la democracia, aumentan los presupuestos militares para luchar contra los enemigos de los valores democráticos: la proliferación, el terrorismo y los Estados canallas (aquellos que no respetan la legalidad internacional). Los orígenes de los neocon se remontan a la época de Ronald Reagan que ya tuvo su particular lucha contra el “imperio del mal”. Durante la presidencia de Bush (padre) los neocon fueron críticos con la decisión de no invadir Irak tras la liberación de Kuwait, fueron especialmente duros contra la Administración Clinton.

En la ideología neocon confluyen dos fenómenos fundamentales: su anticomunismo radical y su liberalismo económico. Los dos se sustentan en su “arraigado sentido de estar en posesión de la verdad y su agresiva militancia”. La ideología conservadora que comparten con los realistas en muchos aspectos de la política internacional, sobre todo en las relaciones de poder, es mucho más militarista y moralista.

Los neocon lo componían un grupo de personas con altas responsabilidades dentro de la Administración de G. W. Bush, la mayoría de ellos importantes en medios de comunicación y centros de investigación con gran influencia política, ligados entre ellos por lazos familiares y con una confesionalidad religiosa activista. Aunque comparten muchos aspectos con los conservadores se distinguen de estos por tener un patriotismo más militante y un internacionalismo agresivo, además de un rechazo frontal del relativismo.

La ideología neocon, como cualquier fundamentalismo, utiliza la emotividad para llegar al corazón de los individuos para lo que se vale de las modernas técnicas de comunicación y de la industria del entretenimiento. La historia de la humanidad está llena de “grandes historias” que, sostenidas a través de los siglos sin ninguna base científica, se han convertido en motores de movimientos sociales capaces de transformar el comportamiento de los seres humanos.

El fundamentalismo también se vale de algo tan poco racional como es la arrogancia, el considerarse en posesión de la verdad y por lo tanto superior a “los otros”. El siguiente paso es la intolerancia y la falta de respeto a los que no pertenecen al “nosotros”. El enemigo principal del fundamentalismo es la educación racional, el aliado más importante el adoctrinamiento, que es la educación subjetivada, la enseñanza de lo que conviene y del modo que interesa.

Las ideologías fundamentalistas penetran en los individuos del mundo globalizado a través de las pequeñas pantallas de los ordenadores, los televisores o los teléfonos móviles. Una desinformación intencionada que provoca el alienamiento.

Los fundamentalistas democráticos neocon olvidan que la democracia se basa en el pensamiento racional que distingue a los individuos de otras especies vivientes y mediante el cual se es capaz de comprender, tolerar y respetar. El instrumento para convencer es el diálogo entre iguales y no la arenga de superior a inferior.

Para que una determinada creencia o ideología pueda extenderse es necesario encontrar otra a la que enfrentarse. Los ideólogos del pensamiento neocon, educados durante la Guerra Fría, en la que “el imperio del mal” era todo lo que representaba el comunismo ateo, perdieron su “antirreferencia” con la disolución del imperio soviético y la “humillación” de la doctrina comunista, así que sin olvidar sus orígenes ―el anticomunismo es siempre una constante― buscaron nuevos “peligros”.

En 1997, Kristol y Kagan fundaron el Project for a New American Century (PNAC) que era la “encarnación” del Committee on the Present Danger (Comité del Peligro Presente) fundado en 1959 para hacer campaña en la lucha contra el comunismo. Este documento reapareció en 1976 para apoyar el aumento de los gastos de defensa para contrarrestar la amenaza soviética. En 2004, vuelve a aparecer con la finalidad de “proteger y extender la democracia mediante la victoria en la guerra global contra el terrorismo y los movimientos e ideologías que los dirigen”.

En la década de los cincuenta, el Comité del Peligro Presente alertaba sobre la amenaza soviética, en los setenta, volvía a la carga con el mismo motivo y, a principios del siglo XXI, señalaba cómo “objetivo crucial la elaboración de un credo democrático que sirviera de apoyo a los disidentes de las tiranías, y a los nuevos creyentes en la libertad”.

La declaración de principios de PNAC se fundamentaba en la política de Reagan, que contenía dosis de fundamentalismo moral y militar. Los principios básicos eran: el aumento del gasto militar, el fortalecimiento de los lazos con las democracias, la lucha contra los regímenes hostiles, la promoción de la democracia y la libertad económica, y la responsabilidad de aceptar el liderazgo moral, económico y militar de los Estados Unidos.

 Los neocons son conservadores, pero en vez de seguir las líneas del conservadurismo aislacionista de emplear el poder militar únicamente en caso de agresión o amenaza directa, proponen el empleo del poder militar para configurar un orden mundial con el modelo de los valores americanos, mientras que los realistas adoptan una posición de defensa dependiendo de las circunstancias; los neocons utilizan la ideología para predicar la prevención y la “evangelización” mediante el empleo de la fuerza. Kagan lo reafirma y dice que los Estados Unidos no pueden permitirse adoptar una postura aislacionista o desentendida porque la Historia demuestra que esas posiciones causan mayor desastre que la intervención con el poder y los valores.

Los neoconservadores defienden el orden basado en la jerarquía, la tradición y la visión hobbesiana. Quieren imponer un bien absoluto universal basado una visión religiosa y en una concepción ultraliberal de las relaciones socioeconómicas.

[1] Resumen del contenido del capítulo 1 del libro de este autor titulado Del Choque a la Alianza de Civilizaciones (Icaria, 2010)

Javier Jiménez Olmos

21 de marzo de 2016

TURQUÍA ¿SE ALEJA DE EUROPA?

Introducción histórica de la Turquía actual

Tras la caída del imperio otomano, después de la I Guerra Mundial, Turquía se transformó en un estado y se constituyó en república. En 1923, el  Tratado de Lausana, que revocaba el anterior de Svres, no aceptado por los turcos, definió las nuevas fronteras de Turquía como el estado moderno actual.TratadoDeSevres1920.svg

Fue Kemal Atatürk, el artífice de la Turquía moderna. Creó el Partido Republicano del Pueblo (CHP) para formar un estado al estilo europeo y con una política al modo occidental. Las reformas de kemalistas no fueron bienvenidas por todos los turcos. El partido de Atatürk reprimió con dureza a la oposición de tal forma que se convirtió en partido único desde 1924 hasta la II Guerra Mundial. Se puede decir que a partir de Atatürk se inició una revolución desde arriba, puesto que fueron los líderes los que tomaron la iniciativa del cambio.Lausana 2En la década de 1920 a 1930 Turquía experimentó una profunda transformación, entre otras acciones políticas y sociales, se eliminaron la sharia (ley coránica) de la vida pública y la religión del curriculum académico, y se legisló a la manera europea. Las mujeres fueron el símbolo de la nueva Turquía con la proclamación de la igualdad de derechos, incluido el de voto (primero en las locales en 1930 y después en las generales en 1934). No obstante, como ha sucedido en otros tantos países con esa igualdad legal, la realidad es que en el ámbito privado Turquía continuaba siendo una sociedad patriarcal.Tratado Lausana

Tras la II Guerra Mundial se volvió al sistema de partidos políticos, abandonando el régimen de partido único anterior. Las élites dirigentes consideraron a Turquía un país más de la nueva Europa surgida de la guerra. En 1959 entró a formar parte del Consejo Europeo. Previamente, en 1952, había sido incluida dentro de la OTAN, por lo que entraba a formar parte del bloque occidental que apoyaba a Estados Unidos contra la Unión Soviética.Historia Turquía

En 1961 tuvo lugar un  golpe de estado que acabo con el ajusticiamiento del primer ministro Aduan Menderes. Los militares devolvieron el poder a los civiles al año siguiente. En 1980 otro  nuevo golpe militar inició una época de represión contra los partidos de izquierda y los kurdos. En 1982 se aprobó una nueva constitución en la que se decidió que la religión debía de incluirse en la enseñanza general: la religión volvía a la escuela. Los nuevos dirigentes buscaban en el islam un elemento integrador ante la continua desunión civil.

Aunque por ley los militares turcos deben dejar las fuerzas armadas para ingresar en la política, el ejército turco ha desempeñado, y sigue desempeñando,  un papel muy importante en el desarrollo de la política turca. Pero, contrariamente a lo que ha sucedido en otros países, el ejército ha sido “un agente e instrumento modificador de la república”.los-lideres-del-golpe-1980-octubre-del-mismo-ano-centro-general-evren-izquierda-tahsin-sahinkaya-1403103371145

Los líderes del golpe de 1980

En 1983 volvieron las elecciones democráticas que ganó Halil Targut  Özal, quien promovió una nueva época de apertura con relaciones económicas con países de Oriente Medio y Asia central, en las que al modo liberal compaginaba el libre mercado con la religión. Los años noventa fueron un periodo de inculcar un sentido de identidad euro-asiática.

Turquía en el siglo XXI

Durante la primera década siglo XXI los partidos islamistas ilegalizados evolucionaron hacia un conservadurismo demócrata renovador. Se pensaba en que podían ser el puente de unión entre el islamismo moderado y Europa. Se creó el Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) que durante el periodo 2002-2007 se mostró muy activo en las reformas democráticas y en las negociaciones con la UE. Era la época de la Turquía equilibrada y mediadora de los primeros tiempos del liderazgo de Recep Tyyip Erdogan.images

Erdogan

Turquía era el ejemplo de la moderación y la democracia dentro del mundo islámico. No obstante, Ahmet Davutoglu inició de una corriente,  en los momentos actuales ya desarrollada, que presentaba a Turquía como futura gran potencia en la región por sus recursos y por su historia. Es el pensamiento que renueva las glorias del imperio otomano reflejado en el libro, del ahora primer ministro Davutoglu, titulado Estrategia Profunda (2001) y que quizás fuera el principio ideológico de la deriva hacia las actitudes menos moderadas de los últimos tiempos.images (1)

Davutoglu

El partido Justicia y Libertad (AKP) llega al poder en el 2002. Durante la primera década de los 2000,s tuvo un papel de mediador en toda la región. Sin embargo, después de los desordenes producidos en la región tras la llamada Primavera Árabe su actitud ha cambiado. En primer lugar, su apoyo a los partidos islamistas no parece haber dado los frutos esperados; por otra parte, su imagen de modelo democrático dentro del mundo musulmán se ha deteriorado; y por último, y como consecuencia de lo anterior  Turquía ha perdido importancia geopolítica, lo que ahora intenta recuperar a través de la guerra de Siria.

A partir de 1999 trató de aproximarse a dos de sus enemigos clásicos: Grecia y Siria. Para consolidar su candidatura a la Unión Europea (UE) se presentó también como mediadora en el conflicto palestino-israelí. Aunque su lucha contra los separatistas kurdos continuaba sin contemplaciones. Ese mismo año fue detenido Abdullah Özalan, el líder kurdo fundador del Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK). En 2001 era, junto con Israel un de los principales aliados de Occidente en Oriente Medio. Sin embargo, en 2003 no apoyó la invasión de la coalición aliada, patrocinada y liderada por Estados Unidos, para invadir Irak.images (2)

Özalan

Sin duda, los primeros años del siglo XXI fueron la edad de oro para la política exterior turca, basada en su papel de mediador en todos los conflictos de la zona: Israel-Palestina, Israel-Siria, Líbano e Irak. Además, estrechó sus relaciones con Irán,  Siria y con Israel hasta finales de 2008 cuando los israelíes atacaron la franja de Gaza como operación de castigo contra los activistas de Hamas, relaciones que terminan en 2010 a causa del ataque, con víctimas, a un barco turco que portaba ayuda humanitaria a la Franja de Gaza. Durante esa década le comercio, tanto exportaciones como importaciones, con sus vecinos no dejo de incrementarse.

La deriva de Erdogan

Hacia final de la década de los 2000,s tiene lugar la inflexión desde la ejemplaridad democrática de un país musulmán que quiere integrarse en Europa hacia otro más hostil en sus relaciones de vecindad y más autoritario interiormente. La influencia ideológica de la doctrina estratégica de Davutoglu ha sido significativa. La visión imperialista otomana de esa estrategia le ha hecho convertirse en un país con menos papel de mediador neutral y más de participante activo en los asuntos internos de sus vecinos.

Efectivamente el libro de Davutoglu, Estrategia Profunda, editado en el 2001, achacaba a causas políticas y económicas la decadencia del Islam en general,  y muy en particular la del imperio otomano. Su análisis coincide con el del islamismo clásico en el sentido de culpar de la decadencia al abondono de la identidad islámica y a los dictadores musulmanes  serviles a los intereses extranjeros, como en Egipto, Siria o Libia, o a los regímenes monárquicos aliados de los norteamericanos en Arabia Saudí, las monarquías del Golfo y Jordania, todos ellos sin apoyo popular.descarga

Antes de la primavera árabe, Turquía apoyaba a los regímenes islamistas de Al-Bashir en Sudán, a los Hermanos Musulmanes en Irak y a Hamas en la Franja de Gaza. No obstante, mantenía buenas relaciones con al Assad en Siria, Mubarak en Egipto y Gadafi en Libia. Sin embargo, Davutoglu supuso que la caída de Ben Ali en Túnez y Mubarak en Egipto en 2011, como consecuencia de las revueltas de la primavera árabe, significaban el comienzo de profundas transformaciones en Medio Oriente y África del Norte (La región conocida con siglas en inglés como MENA, Middle East and North Africa). Ahora el gobierno turco apoya a los Hermanos Musulmanes y al Ejército Libre en Siria en alianza con Qatar y Arabia Saudí, de este modo, siguiendo la doctrina islamista de Dovutoglu,  la Turquía otomana suní se confabula con sus correligionarios del  Golfo.

Después de 2011, los partidos islamistas de Egipto, Libia, Siria, Túnez y Yemen son considerados aliados naturales, no obstante que alguno de ellos, como el caso de los Hermanos Musulmanes egipcios, sean enemigos del régimen saudí. El apoyo turco a grupos extremistas violentos en la guerra de Siria ha despertado recelos entre los gobiernos occidentales y Estados Unidos. Mientras las relaciones con Israel siguen siendo distantes desde el asunto del ataque al barco con ayuda humanitaria ya mencionado.

La dificultad turca para el ingreso en la UE

El debate de la candidatura y posterior ingreso en la UE presenta una serie de condicionantes difíciles de abordar. Primero, el factor religioso cultural que asusta a la UE por lo que podría significar para la “Europa cristiana” la incorporación de una enorme e influyente comunidad musulmana (75 millones de habitantes)  con voz y voto en las decisiones europeas. Segundo, su situación geográfica puente entre Oriente y Occidente, entre Europa y Asia. Tercero, la economía turca muy por debajo de la media de los países europeos de su, con graves problemas de desigualdades entre regiones y con una renta per cápita reducida en comparación con la de la UE tamaño (en el 2014 el PIB per cápita de la zona euro fue de 29.900 euros, mientras en Turquía lo era de 7.991). Cuarto, el fenómeno migratorio, en caso de una apertura de fronteras para la población turca, sería muy difícil de asimilar por los países más desarrollados de la UE, como ya sucede en la actualidad sin la incorporación de los turcos. Quinto, las instituciones turcas y  su situación política más inclinadas en los últimos tiempos hacia un islamismo más radical, lo que influiría en las decisiones de la política exterior europea para producir más disensiones de las habituales en su seno.descarga (1)

Turquía se ha sentido infravalorada por los europeos, por lo que su reacción ha sido la de presionar con ese retorno al islamismo político reivindicativo y no al integrador de los primeros tiempos. Ese hacerse notar y valer ante la comunidad internacional, muy especialmente ante la UE, le hace enviar señales de poder con sus intervenciones en los asuntos de la región como participante activo y partidista en vez de su anterior contribución a la moderación y la mediación. Por último, hay que considerar siempre el estamento militar cuyo descontento puede provocar situaciones de inestabilidad o incluso golpes de estado, como ya ha sucedido a lo largo de la historia reciente de Turquía.

Las causas de ese giro en de los dirigentes turcos, con Erdogan y Dovutoglu a la cabeza, pueden encontrarse en el rechazo a su ingreso en la UE, manifestado explícitamente tanto por la primera ministra Merkel como por el presidente francés Sarkosy, además de factores de inestabilidad interna como el separatismo kurdo y el terrorismo, y el descontento de amplias capas de la sociedad turca más inclinadas a mirar hacia el oriente musulmán, principalmente en la parte central y oriental del país.  Todo ello agravado por la guerra de Siria y la crisis de los refugiados que llegan a millares a las fronteras turcas. El gobierno de Erdogan, ante tales circunstancias ha optado por la represión de kurdos y disidentes izquierdistas, y por el discurso del miedo al cambio de gobierno, en la clásica manifestación de algunos políticos ante situaciones de inestabilidad: “o yo o el caos”. Erdogan, no obstante, trata de ganarse el favor de los kurdos conservadores, peroy explota el miedo a la guerra civil en beneficio propio

Turquía es fundamental para la crisis de refugiados y para la seguridad europea, pero exige liberalización de visados para sus ciudadanos y retomar el proceso de integración en la UE. Erdogan dice haber gastado en los 2,5 millones de refugiados 7.000 millones de euros en residencias, sanidad y educación, pero la UE sólo le aportado 417 millones de euros, lo que ha provocado el descontento del dirigente turco que acusa a la UE de implicarle en el control de fronteras pero no de ayudarle.

Elecciones en Turquía

Erdogan fue elegido presidente en agosto de 2014

 Resultado de las elecciones presidenciales de 9 de agosto de 2014

Recep Tayyip Erdogan  (AKP) 51,8%
Ekmeleddm Ishonoglu

(partidos oposición)

38,4%
Selahattin Demirtas (Kurdo) 9,7%

En las elecciones generales de 7 de junio de 2015 resulto vencedor partido de Erdogan, el AKP, que, sin embargo, perdió la mayoría que gozaba desde 2002. No se consiguió formar un gobierno de coalición por lo que el presidente Erdogan  encargó al primer ministro Davutoglu formar un gobierno de transición. Este, conformó un gobierno compuesto por  veinticinco ministros pertenecientes a los partidos Justicia y Desarrollo (AKP), la democracia de los Pueblos (HDP), socialdemócratas (CHP), pero los nacionalista (MHP) rechazaron participar.

A partir de junio su estrategia fue la convocatoria de nuevas elecciones para noviembre de ese mismo año, pensando que podría recuperar la mayoría que le diera opción a poder reformar la constitución e incrementar el poder presidencial. Con tal fin se puso a trabajar para conseguir el voto nacionalista, que había perdido por el descontento del ejército y la policía, y sobre todo por el enfrentamiento con los kurdos, los cuales habían conseguido que sus representantes aumentaran su representación parlamentaria. Erdogan necesitaba 330 diputados para reformar la constitución mediante un referéndum que ampliara el poder ejecutivo del Presidente de la República.

Resultados de las elecciones de 7 de junio de 2015

Partido Siglas Tendencia %votos junio 2015 Escaños junio 2015 Escaños

2011

Justicia y Desarrollo AKP Islamista moderado 40,82% 258 326
Partido Republicano del Pueblo CHP Laico, socialdemócrata 25,1 133 135
Partido del Movimiento Nacionalista MHP Ultraderecha religiosa 16,4 82 53
Partido de la Democracia de los Pueblos HDP Izquierda pro kurdo 12,6 80 36

Tensas relaciones con Rusia

Aviones rusos violaron el espacio aéreo turco, el 3 de octubre de 2015 un caza SU-30, y al día siguiente un Mig-29. Estos aviones formaban parte del contingente que ayudaba al régimen de al Asad a combatir a los opositores, aunque Rusia manifestaba que lo hacía contra el Estado Islámico. Por tal motivo, la OTAN convocó el Consejo Atlántico a petición de Turquía. Ahmet Davutoglu intentó rebajar la tensión manifestando “Rusia es nuestro amigo”. Por su parte El ministro de asuntos exteriores ruso, Serguéi  Lavrov, manifestó que estaba dispuesta a ayudar a Turquía en materia terrorista y compensar por las violaciones del espacio aéreo.

Pero al mismo tiempo Turquía amenazó con cancelar la cooperación nuclear y gasística con Rusia, lo que suponía un volumen de comercio de 35.000 millones de euros. Hay que tener en cuenta que Turquía es el principal consumidor del gas natural ruso y que Rusia, a su vez contribuía a la construcción de la planta nuclear de Akkuyu.Akkuyu groundbreaking ceremony 460En octubre de 2015 Rusia comenzó una campaña aérea de bombardeos y de misiles lanzados desde buques situados en el Mara Caspio contra objetivos contrarios al régimen de al Asad. La OTAN mostró su preocupación ante las protestas turcas de violaciones de su espacio aéreo y la denuncia de que esos ataques iban contra fuerzas de la oposición apoyadas por Turquía y no contra el Estado Islámico como manifestaba  Rusia.

La escalada en la tensión ruso-turca alcanzo su zenit cuando las fuerzas aéreas turcas derribaron un caza-bombardero ruso S-24, que según el gobierno turco había violado su espacio aéreo, después de lanzarle las advertencias reglamentarias sin que el aparato respondiera adecuadamente y abandonara el espacio aéreo turco. Las fuerzas turcas están muy entrenadas, fruto de su continua tensión con Grecia, a reaccionar ante las violaciones aéreas. El presidente ruso Vladímir Putin calificó lo califico de “ataque a traición”.images (3)

El incidente, que costó la vida a uno de los dos pilotos del S-14, ha causado un distanciamiento entre Moscú y Ankara que se agrava por momentos dada la posición diferente que ambos países defienden en el frente sirio, Putin apoya a al Asad y ataca a los sus opositores, mientras que Erdogan apoya a esas facciones contra el régimen sirio.

Otra de las consecuencias del conflicto turco ha sido ayudar a incrementar la tensión Estados Unidos/OTAN-Rusia, junto con la derivada del conflicto ucraniano. La OTAN ha abierto bases de entrenamiento en Hungría y Eslovaquia, además de las que ya tenía en Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Bulgaria. La OTAN, también ha reforzado la frontera Sur de Europa formando una fuerza de 40.000 efectivos desplegable en 48 horas.  El juego de la guerra fría se extiende de nuevo a esa zona tan inestable del planeta. Turquía se encuentra en primera línea: por su situación geográfica y por ser miembro de la OTAN.

Atentados en Turquía

El 5 de junio de 2015, dos días antes de las elecciones generales, tuvo lugar un atentado en Diyarbakir, capital del Kurdistán turco, el gobierno de Erdogan atribuyó la autoría al Estado Islámico (EI), el ataque produjo cuatro muertos y más de trescientos heridos. Los kurdos lo atribuyeron a los servicios secretos del gobierno turco. El 21 de julio 2015, en Surug, junto a la frontera con Siria, otro atentado, también atribuido al EI causó 33 muertos, lo que provocó la ruptura del alto el fuego convenido previamente entre el PKK y ejército turco. El 10 de octubre de ese mismo año, durante una manifestación pacífica de personas ligadas a partidos opositores de izquierda en Ankara,  tuvo lugar el atentado más sangriento de todos causando 95 muertes y 243 heridos.image-doc-5g7un-data

¿A quién benefició el atentado del 10 de octubre? Erdogan apeló al voto del miedo para las elecciones de noviembre de 2015. La inestabilidad turca era consecuencia de la imposibilidad de formar un gobierno de no conseguir una mayoría, del aumento de la insurgencia kurda, del peligro de la guerra de Siria, de la amenaza del Estado Islámico, de la crisis de refugiados, de la crisis económica y de la deriva autoritaria del propio Erdogan, todo podía volver a despertar el fantasma del golpe de estado.

Resultado elecciones 1 noviembre Política Exterior

Partido Tendencia Siglas % votos Escaños 1nov 2015 Escaños 7 junio 2015
Partido de Justicia y Desarrollo Islamista moderado AKP 49,5% 316 258
Partido Republicano del Pueblo Socialdemócrata, laico CHP 25,37% 134 132
Partido de Acción Nacionalista Ultraderecha nacionalista MHP 11,93% 41 82
Partido democrático del Pueblo Izquierda prokurdo HDP 10,69% 59 80

Con estas elecciones se terminaba un ciclo que se inició en 2014 con las elecciones locales y las presidenciales que llevaron a la jefatura del estado a Erdogan. Durante la campaña de las elecciones de noviembre Erdogan pidió el voto para el AKP, lo que, según la constitución turca, podía haber vulnerado la neutralidad exigida el Presidente de la nación. El objetivo de la campaña de Davutoglu, representante máximo del AKP por encargo de Erdogan, era conseguir una mayoría absoluta que permitiera reformar la constitución para transformar el estado en un sistema presidencialista que otorgara más poder al Presidente.

Toda la incertidumbre provocada por la inestabilidad causada por la violencia, la crisis económica y la protesta social han contribuido a que esa campaña dirigida por Dovutoglu haya tenido efectos favorables al partido de Erdogan. Los atentados terroristas han potenciado el voto de la seguridad o “del miedo” y hayan inclinado los nacionalistas voten a Erdogan y los prokurdos pierdan apoyos.

Los kurdos quieren su estado

En 1974, kurdos pertenecientes grupos radicales de izquierda decidieron formar una organización para reclamar la independencia y crear un estado propio. Abdullah Ocalan fue el líder de esta iniciativa que en 1978 se transformo en el Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK). Desde entonces no han cesado en su reivindicación, para la que no han dudado en usar la violencia, hasta el punto de ser incluido entre las organizaciones terroristas.

Pero con la guerra de Siria y la aparición del Estado Islámico (EI), Estados Unidos y sus aliados occidentales han encontrado en el PKK el mejor medio para combatir el EI. Así, han pasado de terroristas a combatientes por la libertad, en una transformación nominal muy corriente en la historia de las relaciones internacionales. Eso ha causado gran disgusto en el gobierno turco que sigue considerando al PKK y sus activistas como un grupo terrorista y un peligro para la estabilidad y unidad de Turquía.kurdistanEl primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha manifestado  tajantemente que el ejército turco combatirá a las Unidades de Protección Popular (YPG), la filial kurdo-siria del PKK, para impedir su avance en el norte de la provincia siria de Alepo. El líder de las YPG, Saleh Muslim, ha declarado que no piensan retroceder y seguirán hasta que tomen la ciudad de Azaz, que se encuentra a unos 5 kilómetros de la frontera turca.

El gobierno de Ankara ha manifestado su protesta ante Estados Unidos y sus aliados por el apoyo que están proporcionando a las YPG y al PKK. Sin embargo, los aliados occidentales los consideran los combatientes fundamentales y más efectivos para frenar el avance del Estado Islámico. Los rusos también están interesados en apoyar a los kurdos, lo que encona todavía más las ya deterioradas relaciones ruso-turcas.

El gobierno turco ha vetado la participación de los kurdos en las conversaciones de paz de Ginebra. Esa es uno de los factores por las que, una vez más han fracasado. El líder kurdo, Saleh Muslim, abandono las conversaciones entre los representantes del régimen de al Asad y la oposición ya que por las presiones turcas la ONU no había invitado a los representantes kurdos. Estos tampoco gozan de la simpatía de los suníes apoyados por Arabia Saudí. A pesar de todo, son los únicos que hasta ahora han sido capaces de plantar cara con efectividad al temido estado islámico

El dilema turco: entre el islam y occidente

La Turquía que pudo haber sido y va camino de no serlo parece contribuir a enrarecer más todas las relaciones en el complejo y complicado mapa de Oriente Medio. Es difícil responder a las causas de la deriva turca desde los mejores tiempos del Erdogan amable e integrador hasta los actuales del sectario y hostil.

Puede que parte de esa responsabilidad se encuentre en el tratamiento que la UE le ha dado. Siempre ha habido una excusa para apartarlo del camino de su entrada en Europa. No exenta de razones, la organización europea ha rechazado a Turquía por sus deficiencias en lo relativo a derechos humanos. Pero eso ha sido un pretexto, porque esas razones se aparcan cuando se trata con otros países que los respetan aún menos, y porque no es una buena razón política la exclusión en estos casos, en los que es más acertado la atracción hacia la órbita de la democracia que el rechazo.

Las verdaderas razones de la oposición a su adhesión a la UE vienen son de índole más realista: demasiados habitantes, que además son musulmanes; deficiencias estructurales sociales y económicas que arrastrarían a la UE agudizar su propia crisis; y poca claridad de una sociedad que no tiene muy clara su sentido de pertenecía.estambul,-ciudad-al-atardecer-196388

Erdogan también tiene factores regionales que le impulsan a volcarse hacia la senda del islamismo. Turquía tiene una gran competencia para volver liderar el islam como cuando lo hizo durante el imperio otomano. Arabia Saudí y las petromonarquías del Golfo tienen muchos recursos, o sea dinero, y por tanto mucho poder. Del mismo modo, Irán resurgiendo de su aislamiento gracias a la firma del tratado nuclear, que le impedirá fabricar bombas atómicas, y le proporcionara salir de su particular crisis económica, obtendrá mayores ingresos y como consecuencia más poder. El islamismo de Erdogan busca también el liderazgo en el mundo musulmán en competencia con árabes e iraníes.

No se sabe si como rechazo o como sentimiento identitario, son cada vez más los turcos y sus dirigentes, los que miran hacia el islam como mejor opción para compensar su sentimiento de rechazo europeo. Lo hacen porque en el islam, son ciudadanos de primera, una gran potencia que se hace respetar. El islam es un signo de identidad y de recuperación del esplendor perdido, por eso también se fomenta a nivel interno, como forma de motivación e integración.

En su división interna, provocada por el conflicto con los kurdos, que siguen buscando un estado para su nación, ahora también se encuentran que sus aliados de siempre, como los Estados Unidos, apoyan a esos grupos considerados terroristas hasta hace poco tiempo, porque son combatientes útiles contra la expansión del Estado Islámico.

Turquía se queja de que a Europa sólo le interesa como miembro de la OTAN y para frenar la crisis de los refugiados de la guerra de Siria. En su dilema entre occidente y el islam se encuentra no respaldada por sus aliados en la lucha contra los separatistas kurdos y con la hostilidad rusa que apoya a la oposición a al Asad. Sus aliados los encuentra en el islamismo y en las monarquías del Golfo.

El atentado del 18 de febrero de 2015 en Ankara contra unas instalaciones militares, que causó 28 víctimas mortales y 61 heridos, va a contribuir a incrementar las medidas represivas del gobierno de Erdogan. Los nacionalistas y los militares, van a exigir mayor contundencia contra los separatistas kurdos a quienes atribuyen esas acciones terroristas, lo que va a significar mayor represión contra las fuerzas opositoras sean o no simpatizantes de los presuntos autores de los atentados.

De proseguir esta deriva, Turquía podría convertirse en un foco de inestabilidad para todo Oriente Medio y, por ende, para todo el mundo. Los turcos y Erdogan necesitan gestos de la UE.

La diplomacia aún está a tiempo de actuar antes de que Turquía se aleje definitivamente de Europa

Javier Jiménez Olmos

20 de febrero de 2016

 

La parodia obscena puede herir sentimientos ¿es violencia cultural?

Con relación a un ¿poema?  ¿recitado? durante la entrega de los Premios Ciudad de Barcelona:

No voy a citar su nombre, no le voy a dar publicidad, aunque sí quiero mencionar a verdaderos poetas que en su día fueron críticos con el poder dominante, pero que supieron hacerlo con buen gusto y respeto. La zafiedad nunca puede ser arte ni buena literatura. Yo me quedo con Alberti, Benedetti, Neruda, Hernández o Machado.

La libertad de expresión es una de las columnas de las democracias, pero la responsabilidad también debe de serlo. Desde mi punto de vista ese seudo poema parodiando de una manera obscena la oración principal de los cristianos, pronunciado en un acto público, es un insulto a las creencias o tradiciones de millones de personas y una provocación innecesaria.

Los actos públicos institucionales, con presencia de autoridades en virtud del cargo que ostentan por decisión de los ciudadanos,  tienen unas formalidades, que no son otra cosa que respeto y buena educación.

Yo no considero arte o buena literatura lo expresado por una señora que dice ser poetisa, tampoco considero oportuno que la representación institucional aplauda expresiones que pueden ser ofensivas para una parte muy importante de las personas que representa.

Creo que están haciendo un flaco favor a la causa que dicen servir con actitudes irreverentes  y poco integradoras. Me pregunto si esa parodia obscena: ¿es violencia cultural?

Pedir respeto es lo único que se pide. Creo que  incluso algunos de los votantes, que respaldan a esas autoridades a las que me refiero, se lo demandan.

¡Buenas noches y mucha paz!

Nota.- Las interrogaciones del título expresan mi duda sobre si realmente “eso” se puede calificar de poema y recitado

Javier Jiménez Olmos

16 de febrero de 2016

 

NACIMIENTO Y DESARROLLO DEL ESTADO ISLÁMICO

INTRODUCCIÓN

La invasión de Irak, llevada a cabo por una coalición militar liderada por Estados Unidos, ha sido una catástrofe para la estabilidad de Oriente Medio. El entonces Secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, ya advertía de la cautela que se debía tener con esa invasión. Powell, miembro del partido republicano y militar de enorme prestigio, sonaba como una voz disonante dentro de los halcones de su partido. No obstante, permaneció leal a su presidente George W. Bush y no abandonó su puesto, a pesar de sus dudas sobre la invasión en busca de las supuestas armas de destrucción masiva que poseía en régimen iraquí de Sadam Husein.

El 20 de marzo de 2003 comenzó la anunciada invasión y los temidos ejércitos de Sadam Hussein fueron derrotados en pocas semanas. El presidente Bush dio por concluida la victoriosa guerra el primero de mayo de ese mismo año. No se encontró, ni se ha encontrado, rastro alguno de las armas de destrucción masiva. Las otras dos grandes excusas para esta aventura invasora fueron la implantación de la democracia y la connivencia del régimen de Sadam Hussein con Al Qaeda. Con el paso del tiempo tampoco han demostrado ser ciertas tales afirmaciones.Caida estatua Sadam

El 9 de abril de 2003 una grúa norteamericana derribaba la estatua de Sadam Hussein que se alzaba en la Plaza Paraíso. Con esa estatua caía el régimen, pero con ella también lo hacía algo más importante: la estabilidad en la región de Oriente Medio. Todo el equilibrio de poder interno y externo se iba al traste con esta invasión tan mal planificada como gestionada, algo que ya muy pocos se atreven a discutir a la vista de todo lo sucedido desde entonces. Collin Powell no erraba, había que tener mucha precaución.

Para gestionar la ocupación se designó a Paul Bremen (conocido como Jerry) un diplomático norteamericano que demostró tener escasa o nula sensibilidad con el país y las gentes a las que se suponía debería de administrar como máximo responsable de la fuerza ocupante. Nunca llegó a comprender que el pueblo iraquí lo consideró un invasor. Testigos próximos a su persona cuentan que Bremen se sorprendía de que la resistencia atacara a norteamericanos: “¿Por qué están matando norteamericanos?” Una pregunta inocente y que denotaba el escaso conocimiento de lo que sucedía a su alrededor.

La primera orden oficial de Bremen fue la disolución del partido Baaz, que había sustentado al régimen de Sadam Husein. Una orden que no sopesó las terribles consecuencias que tendría para el futuro de Irak y la región. A partir de ese momento miles de burócratas y militares perdieron su empleo. El estado quedó sin administración pública, sin fuerzas armadas y de seguridad. Un estado que no garantizaba ni la seguridad ni las actividades administrativas más elementales. Paul Bremen no tuvo en cuenta que la gran mayoría de esas personas militaban en el partido Baaz por pura conveniencia o necesidad para mantener su trabajo. El administrador norteamericano cometió el grave error de atajar una ideología castigando a los individuos. No sólo desmanteló el estado sino que se ganó millones de enemigos.

EL NACIMIENTO DE LA INSURGENCIA IRAQUÍ

El pueblo humilde sufrió las consecuencias, pero los dirigente baazistas no estaban resignados a perder su poder militar, político y económico, y estaban dispuestos a luchar y a convencer a millones de sus compatriotas para combatir al invasor y sus aliados internos y externos. Pronto, los depuesto y perseguidos altos mandos militares de Sadam formarían una alianza de conveniencia con los otros grandes enemigos de los invasores: los salafistas wahabistas suníes.

Pero no sólo fueron las motivaciones egoístas de recuperar el poder perdido las que motivaron creación de la insurgencia. En todas las actividades humanas las emociones son primordiales y en este caso el sentimiento de indignidad tuvo una gran influencia en los insurgentes. Recuperar la dignidad perdida por una invasión y una derrota militar fue una motivación muy importante a la hora de reclutar insurgentes.

Paulatinamente la insurgencia fue derivando hacia terrorismo contra objetivos civiles chiíes principalmente. La rivalidad suní-chií era creciente, los suníes consideraban traidores a los chiíes a los que consideraban cómplices de la invasores. A tal punto llegó la rivalidad que en la primavera de 2004 los chiíes, a las órdenes del clérigo Muqtada al Sadr, crearon sus propias milicias para defenderse contra sus enemigos sunís. Sin embargo, para los norteamericanos esa lucha sectaria no era prioritaria.22_zarqawi

Abus Musab al Zarqaui

Después de la invasión aparece la figura de Abus Musab al Zarqaui, que comienza a introducir el elemento sectario anti-chií y establece lazos con Al Qaeda. En 2006 se había generalizado la guerra civil en Irak. Por una parte la insurgencia suní y por la otra las milicias chiíes. Los norteamericanos no podían controlar el conflicto. Ese año, los informes de la inteligencia norteamericana afirmaban que se iba perdiendo la guerra en Irak, lo que obligó al presidente Bush a destinar 20.000 soldados estadounidenses más a los que ya estaban en ese país. Además, tuvieron que negociar con las tribus suníes para que colaboraran contra la insurgencia. Con ambas medidas los ataques disminuyeron en casi un 80%. Pero el primer ministro iraquí, el chií Nuri al Maliki, echó por tierra estos logros al desarrollar una política sectaria favorable a los intereses chiíes.

NACIMIENTO DEL ESTADO DE IRAK Y DE LEVANTE (ISIL)

En junio de 2006, el líder de Al Qaeda en Irak (AQI), desde la invasión Abu Musab al-Zaraqaui, murió a causa de un bombardeo norteamericano. Pero lejos de aplacarse la contienda por la muerte del líder insurgente, se recrudeció por todo el país. En octubre de 2006 emerge el nuevo líder Abu Bakr al Bagdadi que crea el Estado Islámico de Irak (ISI, Islamic State of Irak). A finales de 2007 ya se contabilizaban, desde el comienzo de la contienda en 2003, más de 200.000 iraquíes muertos y 4.000 soldados de la coalición invasora.

Muchos de los insurgentes fueron enviados a prisión desde el comienzo de la invasión. Y es en una de esas prisiones, Camp Buka, donde nace el embrión del EI, con Abu Bakr al- Baghdadi como líder supremo, como ya se ha dicho previamente. Otro grave error de invasores y dirigentes chiíes. Camp Buka se convirtió en una verdadera escuela de radicalismo, con al Bagdadi como alumno más aventajado. Muchos de los que allí entraron sin ninguna formación salafista fueron adoctrinados por aquellos que sí la tenían. Camp Buka proporcionó una ideología aquellos que no la tenían. Al Bagdadi se educó en la Universidad de Bagdad y durante su internamiento en Camp Buka consiguió aglutinar a baasista y salafistas. En esa cárcel fue internado después de su captura en Faluya en 2004.

Al Bagdadi se rodeó de jefes del Ejército de Sadam Husein: Abu Muslima Turkmani (ex miembro inteligencia iraquí) y Abu Ali al Anbari (general del ejército iraquí). Al Bilawi uno de los jefes del EI murió a manos del ejército iraquí actual, tenía organigrama de la cúpula del EI. Al Bagdadi y Turkmani se conocieron en Camp Buka junto con otros dirigentes del actual EI. Alrededor del Califa Ibrahim (Al Bagdadi) se encuentran ex dirigentes baasistas, una alianza contra natura de salafistas y nacionalistas laicos. Al Duri, número 2 del gobierno de Sadam Husein, que se encuentra en paradero desconocido, ha alabado la lucha del EI. Uno de los hombres cercanos a él, Abu Ayman al Iraqui es uno de los miembros principales del Consejo Militar del EI, como Abu Ahmed al Alaui, también ex militar de Sadam.Hombres de Sadam en la cúpula del EI

De nada sirvieron las advertencias que hicieron desde algunos sectores moderados del chiísmo y responsables de seguridad internacionales sobre el peligro de esa cárcel. Los norteamericanos argumentaron que era imposible conseguir otra instalación donde se pudieran internar 35.000 personas. El resultado fue que el 15% de los liberados se enrolaron en la insurgencia de nuevo y que 18 de 27 líderes de Estado Islámico de Irak y Levante (Islamic State of Iraq an Levant, ISIL) provenían de Camp Buka.

Los líderes del ISIL eran oficiales y soldados del ejército de Sadam Husein, jefes de tribus suníes, veteranos de la insurgencia suní en Irak y antiguos combatientes en Afganistán y otros lugares de conflicto. Líderes que conocían las técnicas de combate norteamericanas porque habían luchado contra ellos durante muchos años. Todos son expertos en las lucha asimétrica, en el sabotaje, y la guerrilla urbana. Poseían tanques, artillería, vehículos armados. Mucho de este material provenía de la captura las fuerzas armadas sirias e iraquíes, otro lo habrían obtenido mediante compras en el mercado negro con el dinero del que abundantemente disponen.

Los norteamericanos no prestaron demasiada atención a las actividades iniciales del ISIL, pero estos maniobraron oportunamente en sus primeros tiempos para conseguir el apoyo de Al Asad (al que ahora combaten ferozmente) para lanzar sus ataques desde  Siria. Fue un acuerdo de conveniencia con el objetivo común de debilitar el poder norteamericano en Irak. No hay que olvidar que muchos de los miembros del ISIL eran miembros del partido Baaz, el mismo al que pertenece Al Asad.

En 2011 las protestas pacíficas contra el régimen de Al Asad se transforman en insurrección. Los actores internacionales comienzan a jugar sus cartas a favor o en contra del régimen. Comienza la guerra civil en Siria. La guerra civil continuaba en Irak. En el 2012 el Primer Ministro Malaki arresto a un miembro de su propio gobierno acusándolo de terrorismo. Y como represalia, en 2013 ordenó atacar las ciudades de Faluya y Mosul, reductos de los suníes.

El ISIL continuaba con su doble estrategia de guerra en Siria e insurrección y terrorismo en Irak. Mientras que los medios occidentales se centraban en noticias sobre la captación de combatientes para el ISIL en Occidente, la mayor recluta para la organización se efectuaba en Asia Central, Norte de África y Oriente Medio. Con una importante cantidad de combatientes procedentes de Chechenia y los Balcanes. Al Bagdadí rechazaba la disciplina de Al Qaeda y pedía a su filial en Siria, Al Nusra, que se uniera al ISIL.brevecronologia

EL ESTADO ISLAMICO (EI)

A partir de 2014 ISIL simplifica su nombre y se transforma simplemente en Estado Islámico (EI o IS o Daesh). En Siria combatían contra las fuerzas de Al Asad y contra los rebeldes opositores al régimen. Ese año, Raqqa (Siria) es la primera ciudad que reconoce al EI. En enero penetran en Iraq y toman Faluya y Mosúl. El ejército iraquí se colapsa ante el empuje del  EI  y por su propia desmoralización y corrupción (algunos soldados iraquíes no cobraban sus salarios porque se lo quedaban sus mandos). En junio de 2014, el EI proclamó el califato universal sobre el que reclamó plena soberanía. A finales de ese año, el EI controlaba un territorio, entre Siria e Iraq, similar a la extensión de Jordania.

El EI ha sido capaz de sembrar el terror a través de los modernos medios de comunicación que utiliza masivamente para desmoralizar a sus oponentes y transmitir orgullo de pertenencia a sus seguidores. Occidente, con el presidente norteamericano Obama a la cabeza, ha reaccionado construyendo una Coalición Militar, a la que se han incorporado algunos países árabes. Mientras, Turquía, miembro de la OTAN, permite a las fuerzas del EI cruzar sus fronteras para llegar hasta Irak de un modo más cómodo y seguro. Es la misma Turquía que aprovecha la guerra de Siria para atacar a los Kurdos y adquirir el petróleo que el EI vende en el mercado negro.

No hay pruebas de la eficacia de los bombardeos de la coalición, aunque si las hay de la efectividad del apoyo ruso a Al Asad. Desde que Moscú ordeno, en octubre de 2015 bombardear posiciones de opositores al régimen sirio, los avances del ejército de Damasco han sido significativos, del mismo modo que lo son los de los kurdos, apoyados por Estados Unidos, que no han cesado de recuperar territorio conquistado por el EI.

FACTORES QUE HAN FACILITADO EL SURGIMIENTO DEL ESTADO ISLÁMICO

EL EI ha crecido entre otras razones por: en primer lugar, los años de conflicto interno sectario en Irak; y después, por el fracaso de los gobiernos chiíes iraquíes después de la invasión de 2003, y la represión del régimen de Al Asad en Siria. El Estado Islámico se denominó originalmente Estado Islámico de Irak (Islamic State of Iraq, ISI) porque el país donde estaba establecido desde 2006, entonces era una filial de Al Qaeda formada por pequeños grupos suníes iraquíes. El ISI se infiltró entre los rebeldes sirios en el 2011. En abril de 2013 Abu Bakr Al Bagdadi anunció que el grupo lucharía tanto en Irak como en Siria y pasó a denominarse Estado Islámico de Irak y Levante (Islamic State of Iraq and the Levant, ISIL) lo que provocó el disgusto de Ayman al Zawahiri, responsable internacional de Al Qaeda, que deseaba que sólo actuara en Irak. A partir de entonces la filial siria de Bin Laden fue el grupo salafista Frente Al Nusra. El conflicto sirio se complicó todavía más porque estas facciones se enfrentaban entre sí.

El ISIL tuvo que buscar una identidad propia para distinguirse de su competencia fundamentalista. La opción fue la expandir el terror de una manera tan cruel que hasta fue criticado por la propia Al Qaeda. Ejecuciones sumarísimas, decapitaciones y otras prácticas como la de quemar vivos a su enemigos, fueron transmitidas a través de sus avanzadas producciones propagandísticas. Occidente, no ha sabido resolver el dilema libertad y responsabilidad, y los medios de las democracias han hecho el juego a los terroristas repitiendo incesantemente sus atrocidades, que es justo lo que ellos pretenden.

Después de la toma de Mosul en junio de 2014 adoptaron el nombre definitivo de Estado Islámico (EI o en inglés Islamic State, IE) declarándose califato y reclamando la soberanía en todo el Islam. También comenzó a extender el terrorismo fuera de Irak y Siria, así como a reclutar extranjeros para su causa. Al Qaeda quedaba cada vez más desplazada como organización central de islamismo más radical y violento.El califato del EI

Según informes de diversas agencias de inteligencia, se calcula que el número de extranjeros combatiendo en Siria a favor del EI desde 2011 es de más de 20.000, de los que unos 3.500 son europeos y norteamericanos. Precisamente estos últimos son una gran preocupación para los gobiernos occidentales ya que a su retorno podrían cometer atentados en sus respectivos países de origen.

No obstante, la mayoría de los combatientes reclutados por el EI son sirios o iraquíes, según los servicios de inteligencia norteamericanos (CIA) la cantidad de estos enrolados locales oscila entre 20.000 y 35.000 individuos, la mayoría de ellos procedentes de tribus locales suníes. El  EI tiene fuerza principalmente en los territorios suníes. Su potencial disminuye cuando ataca zonas que no son de mayoría suní, tal como les ha sucedido al intentar penetrar en los territorios dominados por los kurdos en la región de Kobane.

EL GOBIERNO DEL CALIFATO

Pero en los territorios ocupados, aun siendo de mayoría suní, el EI tiene otros problemas. Aunque han sido capaces de gobernar aplicando estrictamente la sharia, y han adquirido capacidad de financiación a través de la venta de petróleo principalmente, no han tenido, sin embargo, tanto éxito en la gestión administrativa como estado debido a su falta de experiencia en estos menesteres, lo que ha provocado descontento en poblaciones como Mosul y Raqqa donde sufren continuos cortes de electricidad y colapso de otros servicios fundamentales para la comunidad.

Muchos suníes han preferido la mano dura del EI a la de sus antiguos dominadores, bien hayan sido chiíes, kurdos o baazistas, a quienes han asociado con años de injusticias y humillaciones. Por otra parte, algunos grupos islamistas suníes apoyados por las monarquías del Golfo o Turquía, así como la filial de Al Qaeda, Al Nusra, han sido incapaces de resistir el empuje del EI. Los suníes que no respaldan al EI tampoco confían en otros aliados que les puedan ayudar, ni tampoco en el gobierno iraquí. El EI, por el momento no tiene rival en el liderazgo de los movimientos suníes.Gobierno del EI

El EI se ha organizado como un estado con sus ministerios, tribunales y servicios sociales. Atrae a musulmanes marginados que viven en Occidente porque encuentran un ideal de vida y sobre todo una alternativa a la marginación. Atrae a los jóvenes musulmanes porque les da una razón de ser, una identidad. Hay que tener en cuenta que en los países musulmanes no hay ni democracia ni estado de derecho y que en los occidentales no se sienten integrados. El EI les da una oportunidad, incluso de morir como héroes pero, además, también paga a sus combatientes lo que es muy importante para millares de jóvenes desesperados por la falta de empleo y de proyecto de vida.

DIFERENCIAS DEL ESTADO ISLÁMICO CON AL QAEDA

El EI, proclamado el 29 de junio de 2014 por Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al Badri al Samarayi, alias “Abu Bakr al-Bagdadi” (el califa Ibrahim para sus seguidores), no es solamente un movimiento terrorista. En su ideología y comportamiento aparecen factores totalitarios y ultraderechistas, su financiación con actividades ilícitas o de contrabando, con ventas de petróleo y obras de arte en el mercado negro, junto con la extorsión y los impuestos revolucionarios, pertenecen al ámbito de las actividades mafiosas. El EI es una rebelión contra la historia colonial y la humillación en los conflictos más recientes en Oriente Medio en Israel, Afganistán, o Irak. Ofrece una salida real a la utopía, crean un estado y toman un  territorio.

El EI constituye un nuevo reto antiterrorista con respecto a Al Qaeda, por lo tanto, hay que revisar las estrategias para combatirlo. Como aparece con los mismos objetivos a largo plazo que Al Qaeda se pensó que valdrían para atajarlo el mismo proceder que con esa organización. Sin embargo, hay diferencias ostensibles. Para empezar, el EI no es puramente una organización terrorista. Usa el terrorismo como táctica pero su finalidad, como está demostrando, es crear un estado real, con territorio, con recursos y administración propia.

Al Qaeda contaba con muy pocos miembros, no disponía de territorio y no se enfrentaba a ejércitos organizados en lucha abierta. El EI dispone de un numeroso ejército (entre 30 y 40 mil efectivos), conquista territorio, dispone de capacidades militares, de sistemas de comunicación, de infraestructuras de mando y control, y sobre todo de importantes recursos económicos. En resumen actúa como un seudoestado. Por tanto, para eliminarlo además degradar sus capacidades militares es necesario aislarlos política e ideológicamente mediante la inteligencia y la diplomacia.150216154939_is_1_fighters_624_spanish

140926112701_syria_foreign_fighters_only_chart_18_09_spanish

Al Qaeda nace contra la invasión soviética de Afganistán y se forja durante diez años de lucha. En principio, tuvo el apoyo de agencias de inteligencia norteamericanas en sus inicios ya que se trataba de combatir al enemigo soviético. Del mismo modo, obtuvo financiación de países árabes, como Arabia Saudí y otras monarquías del golfo. Los jerarcas saudíes y sus vecinos del Golfo siempre han estado muy preocupados de la expansión de cualquier doctrina socialista que pudiera afectar a sus privilegios.

El Estado Islámico tiene su origen en la invasión de Irak en 2003. La visión de Al Qaeda era la de combatir al enemigo cercano, es decir, los musulmanes que habían abandonado el verdadero comino que marca la doctrina del Islam, y al enemigo lejano,  que son los infieles occidentales responsables de las desdichas de los musulmanes por su explotación y por sus costumbres inmorales. En cambio, el EI nace con objetivo más específico: luchar contra los invasores norteamericanos y los chiíes iraquíes.

Al Qaeda constituía una insurgencia global con movilización contra comunidades seculares. El EI opera en un territorio (al modo militar), proclama un estado suní, con aplicación de la sharía y reconfiguración de las fronteras creadas por el colonialismo; tiene una autoridad política, religiosa y militar sobre todos los musulmanes personificada en Al Bagdadi (el califa Abrahaim).

Toda la inteligencia preparada en la lucha contra Al Qaeda se ha tenido que revisar. Casi tres cuartas partes de los líderes de esa organización se han eliminado recurriendo a los ataques con drones, ataques aéreos y fuerzas especiales, ambos medios se pueden usar sin ocasionar víctimas colaterales (o hacerlo en número reducido) en medios rurales o en las montañas. Pero el EI se ha instalado dentro de las poblaciones civiles, en las que utilizar los métodos anteriores pueden producir innumerables víctimas colaterales.

El OPERATIVO DEL ESTADO ISLÁMICO

En 2011, cuando comienza la rebelión contra el régimen de Al Asad, el embrión del EI aprovecha la situación de caos y establece en Siria su base de operaciones. Mientras tanto, en Irak capitaliza la debilidad del gobierno central y la retirada de las tropas norteamericanas para avanzar sobre ese territorio. Otro factor importante a tener en cuenta es la política sectaria del primer ministro iraquí, Nouri al-Malaki a favor de sus correligionarios chiíes y en contra de los suníes. Así, el EI encuentra un camino allanado en Irak el apoyo de las tribus suníes, los insurgentes anti norteamericanos y los militares del disuelto ejército de Sadam Hussein, todos unidos bajo la marca ISIS (como también se ha dicho, así se denominaba antes del 2014 al actual EI)

En 2014 conquistan en Irak los importantes feudos suníes de Faluya y Ramadi, entre otras causas por las deserciones masivas de miembros del ejército regular iraquí, mayoritariamente chií, que consideraban no estaban defendiendo su territorio y, por lo tanto, carecían de motivación alguna. A continuación, el EI comenzó el avance hacia Mosul, Tikrit y al-Qaim, importantes zonas estratégicas y ricas en petróleo.

En enero de 2014, cuando el ISIS cambia su denominación y pasa a llamarse simplemente Estado Islámico, al mismo tiempo que proclama el califato universal para todos los musulmanes. En esos momentos combaten en sus filas 15.000 extranjeros de 80 países diferentes, con un reclutamiento estimado de 1000 efectivos por mes.Califato universal

LA FINANCIACIÓN DEL EI

Vigilar las fuentes de financiación de Al Qaeda y cortar su suministro ha sido eficaz pero con el EI han surgido nuevas fuentes de obtener recurso más difíciles de combatir. Aunque se sospecha que todavía reciben donaciones de grandes fortunas de países del golfo que sostienen y fomentan los movimientos salafistas más radicales, el EI tiene fuentes de financiación propias.

El EI ha diseñado un modelo de autofinanciación dentro de los territorios ocupados a través de: la venta de petróleo en el mercado negro (principalmente en Jordania y Turquía) que proporciona entre uno y tres millones de dólares diarios; el dinero de los bancos de las  ciudades que, como Mosul, han sido capturadas; la venta de antigüedades, joyas, coches, maquinaria y hasta electrodomésticos confiscados en las zonas conquistadas; el control de los transportes a los que cobra impuestos de movimientos de bienes; el cobro de rescates de secuestros; el producto de las cosechas de trigo y algodón en la parte noroeste de Siria considerada el granero de este país; los impuestos a los granjeros de las áreas bajo su control; y los impuestos a empresas de agua, electricidad y telefonía.

LA PROPAGANDA DEL EI

Al Qaeda perdía apoyo popular desde el 2007. La organización de Bin Laden atraía a sus seguidores con el altruismo religioso, la piedad, el ascetismo guerrero, la vida sencilla en cuevas o campos de entrenamiento, con una vida austera en la que no estaba permitido el alcohol ni el sexo fuera del matrimonio. Pero el EI cambia esa mentalidad para producir un impacto mucho mayor en el reclutamiento. En cierta medida, para su banderín de enganche toma mucha de la parafernalia gloriosa y de integración que ya usan algunos grupos marginales en Occidente.

Para ello proclaman el califato que les proporciona una referencia y autoridad religiosa. Usan sin restricciones la brutalidad como arma para intimidar a sus enemigos y eliminar a los disidentes, al mismo tiempo les sirve para aumentar el aura de fortaleza. EL EI lanza un mensaje de aventura para hombres y mujeres. Un sitio donde lograr poder personal, sentido de sí mismo y de la comunidad. El EI opera en las ciudades donde pueden intimidar y atraer al mismo tiempo a un mayor número de personas con mayor repercusión mediática y, por tanto, propagandística.

El enrolamiento es inmediato, sin demasiadas pruebas de acceso. Los hombres pueden disfrutar de compañía sexual y están bien pagados y pertenecen a un califato inmediato y no utópico como predicaba Bin Laden. En resumen, se puede decir que miembros del EI disfrutan de la gratificación primitiva: poder, sexo, dinero, sentido de pertenencia y gloria inmediata, además de promesas del paraíso.

CONCLUSIONES

Las opciones para combatir al EI en Siria e Irak pasan por la vía política y militar. La diplomacia para buscar aliados, principalmente entre las tribus suníes y debilitar sus fuentes de financiación. Pero lo más importante es su aislamiento ideológico, para lo que cometer errores como el rechazo al musulmán, la no aceptación de los refugiados, los bombardeos con efectos colaterales y atrocidades cometidas por grupos opuestos, proporcionan un buen argumento para la anti propaganda del EI. A todo ello hay que añadir un gran plan de desarrollo económico para la zona que incremente el bienestar de sus habitantes y reduzca las desigualdades sociales.

Mientras no se consiga unos niveles de desarrollo humano adecuados en la región, como en otras del planeta, serán campo abonado para el surgimiento de extremismos violentos. El califato universal que pretende El estado Islámico, no es sino la manera de extender su influencia entre los musulmanes del mundo entero.

Cuentan con un gran aliado: el descontento de muchas poblaciones que viven en la opresión, marginación 0 la miseria.

Javier Jiménez Olmos

7 de febrero de 2016

TODO POR LA “PASTA” (SOBRE LA VISITA DE ROHANI A ROMA)

Hace un par de semanas se publicó en este blog un artículo sobre los derechos humanos en Arabia Saudí (https://jjolmos.wordpress.com/2016/01/04/arabia-saudi-el-triunfo-de-los-petrodolares-sobre-los-derechos-humanos-2/). Los dirigentes de las grandes democracias occidentales no han tenido ningún recato en hacer negocios con los saudíes, a pesar de las vulneraciones sistemáticas de los derechos humanos y del proselitismo de sus dirigentes en favor de la versión más fundamentalista del Islam.

Ahora Irán se incorpora a la comunidad internacional y esos, que ignoraron o fueron complacientes con Arabia Saudí, también parecen dispuestos a “reír las gracias” a los fundamentalistas iraníes (https://jjolmos.wordpress.com/2016/01/24/iran-vuelve-a-la-escena-esta-vez-como-amigo/ ). La primera prueba ha sido en Roma. Una cosa es respetar las creencias y otra muy distinta compartirlas. Una cosa es respetar los símbolos religiosos y otra ocultar las obras de arte porque a alguien le pueda molestar la belleza de un desnudo.desnudos romaSi alguien le molesta una obra de arte porque la considera obscena, en los países democráticos no la mira y basta. Si alguien no bebe alcohol porque sus creencias no se lo permiten es muy respetable y no le obligarán a beberlo, pero si el resto de los comensales quieren hacerlo, en una democracia no se puede impedir.

Si estos detalles son importantes, los son aun más el respeto a los derechos humanos, que están por encima de cualquier creencia sea política o religiosa. Y a los dirigentes saudíes y a los iraníes, como a todos los dictadores, hay que hacerles comprender que deben respetar los derechos humanos.

Como ya se explicó en anteriores artículos de este blog, que siempre se ha manifestado en defensa de los musulmanes, de su cultura y de su religión, una cosa es el Islam y otra bien distinta su dictadores. Dictadores que en este caso usan la interpretación más interesada de los textos sagrados para mantener subyugados e ignorantes a sus compatriotas.

No todo vale, nadie obliga a dar la mano a una mujer, pero para la cultura occidental es una falta de educación discriminar sin ese saludo a las mujeres. Hay que hacérselo saber y entender a esos dirigentes fundamentalistas. Y hay que transmitir al pueblo musulmán que sólo una interpretación errónea de los textos sagrados puede inducir a tal comportamiento con relación a las mujeres.

No todo vale, no se puede consentir todo para hacer negocio. Entre otras razones porque cuando esos dirigentes occidentales y sus empresas patrocinadoras quieran hablar de valores nadie les va a creer. Y porque no se puede seguir consintiendo que desde Arabia Saudí (y otras petromonarquías) y desde Irán se sigan transmitiendo las dos versiones más integristas del Islam a los musulmanes en particular y al mundo entero en general.

No puede ser que esa Europa insolidaria con inmigrantes y refugiados musulmanes reciba, con complacencia casi servil, a aquellos que han contribuido a fomentar los conflictos en Oriente Medio con las consecuencias tan trágicas para millones de personas, que también son musulmanes.

El “todo por la patria” no se puede convertir en “todo por la pasta” o por “el petróleo y el gas”

Javier Jiménez Olmos

27 de enro de 2016

IRÁN VUELVE A LA ESCENA. ¿ESTA VEZ COMO AMIGO?

INTRODUCCIÓN. IRÁN VUELVE A LA ESCENA INTERNACIONAL

La liberación de diez marinos norteamericanos por parte de Irán, el 10 de enero de 2016, fue el preludio de la implementación de los acuerdos sobre el programa nuclear, alcanzados durante el 2015 por Irán y el llamado Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y  Alemania). Una puesta en escena muy bien diseñada para demostrar al mundo que Irán y Estados Unidos podían resolver sus contenciosos de una manera pacífica e inmediata. Pocos días después, se realizaba un intercambio de prisioneros entre ambas naciones. Era la señal de que al día siguiente se levantarían las sanciones.

Los principales artífices del acuerdo sobre la limitación del programa nuclear iraní, el Secretario de Estado norteamericano John Kerry y el Ministro de Asuntos Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif podían sentirse orgullosos de que las relaciones entre ambos países y, por ende, la de Irán con todo Occidente, comenzara a volver a la normalidad. Irán dejaba de ser un enemigo el llamado “día de la implementación del acuerdo sobre el programa nuclear”.firma acuerdo kerry zarif

Irán fue durante el periodo del gobierno del Sha Reza Pahlevi un baluarte contra la expansión soviética en tiempos de la guerra fría. No importaba que fuera un dictador implacable, sobre todos contra aquellos que se atrevían a militar en partidos relacionados con la izquierda próxima a Moscú, era un “amigo” al que se le proporcionaba armas para ser una potencia en la región y para amedrentar a sus propios compatriotas disidentes.

Pero con la revolución de 1979, que significó la llegada al poder del ayatola Jomeini y toda la parafernalia fundamentalista, los norteamericanos y los occidentales pasaron a ser objetivo de las iras del nuevo régimen, se acabo la amistad, máxime cuando el petróleo pasó a ser gestionado por la fiel Guardia Revolucionaria, cuando los dirigentes jomeinistas manifestaron su intención de acabar con el Estado de Israel y cuando los más exaltados seguidores de la revolución asaltaron la embajada norteamericana y secuestraron a sus funcionarios[1].

LAS SANCIONES CONTRA IRÁN

Las primeras sanciones contra el régimen de teocrático de los ayatolas se producen como consecuencia de la toma de la embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979. Las más recientes, y que mayor impacto han causado en la economía iraní, han sido debidas al  desarrollo del programa nuclear, por el temor de que este condujera a la fabricación de armamento atómico. Estas sanciones, que se han tomado a partir del año 2006, con el beneplácito de Naciones Unidas, han producido limitaciones en el comercio, las transacciones financieras y la compra de material militar por parte del régimen iraní.

La Unión Europea, también ha sancionado a Irán en materia financiera y de seguros, en la compra de petróleo y gas, en la venta de tecnología, en el comercio de minerales preciosos como oro y diamantes, y en el acceso a aeropuertos.

La implementación del acuerdo sobre el programa nuclear[2] va a significar el levantamiento de todas esas sanciones, aunque Estados Unidos no va a hacerlo con aquellas previas al programa nuclear. El gobierno iraní se ha comprometido a reducir el número de centrifugadoras para enriquecer el uranio necesario destinado a fabricar bombas nucleares, a reducir el uranio enriquecido almacenado y a desmantelar el reactor de agua pesada de Arak. Según los inspectores de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) los iraníes están cumpliendo lo acordado, por lo tanto, ha comenzado el levantamiento de las sanciones según lo acordado el pasado verano de 2015.

IMPACTO ECONÓMICO DEL LEVANTAMIENTO DE LAS SANCIONES A IRÁN

Irán se encuentra en una delicada situación económica, lo que sin duda ha contribuido a ablandar la dureza tradicional contra Occidente de los dirigentes iraníes después de la revolución de 1979. La firma del acuerdo para limitar su programa nuclear va a significar reintegrase a la política y la economía mundial.

A partir del 16 de enero de este 2016, Irán podrá vender su petróleo sin restricciones, volver al sistema financiero mundial y recuperar los fondos congelados por valor de 100 mil millones de euros. Estados Unidos está comprometido a devolver más de 1.500 millones de dólares de los fondos del Sha destinado a la venta de armamento, que fueron congelados tras la revolución jomeinista.

Irán necesita vender petróleo como base fundamental para recuperar sus ingresos. En el año 2012 vendía 2,5 millones de barriles de crudo diarios, mientras que actualmente solo tan solo vende un millón. Para cubrir sus presupuestos necesita llegar hasta 4 millones pero, para ello, precisa tecnología que debe adquirir principalmente en el mercado occidental. No le faltarán problemas, a pesar de su vuelta a los mercados, si el precio del barril continúa a la baja provocada por su gran rival económico, político e ideológico en la región, Arabia Saudí.petroleo

El fin del embargo y la reintegración al sistema económico mundial ha despertado el interés de de estados y compañías privadas. En los últimos tiempos más de cien grandes empresas privadas y unos cincuenta países han visitado Teherán en busca de negocio. Las grandes multinacionales petroleras como la francesa Total y la anglo-holandesa Shell van a negociar con la Compañía Nacional de Petróleo Iraní controlada por las élites de la Guardia Republicana. La Compañía Nacional de Petroleros, también en manos de esas élites, volverá a los mercados europeos. Esta compañía es la responsable, además, de la distribución de productos en los puertos iraníes y posee la mayor flota de petroleros de Oriente Medio.

España también está atenta a lo que pueda suceder para participar de esta oportunidad que brinda el levantamiento de las sanciones a Irán. El Ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo ha declarado que Irán planea construir una refinería Algeciras, lo supondría una activación económica y una importante creación de empleo en esta comarca andaluza donde el paro roza el 40%.

OPOSICIÓN AL ACUERDO NUCLEAR: LA INTERIOR, ISRAEL Y ARABIA SAUDÍ

No todo el mundo es feliz con el  acuerdo sobre el programa nuclear y el levantamiento de sanciones. La rama más radical del régimen teocrático acusa al gobierno del primer ministro Rohani de haber hecho demasiadas concesiones con el acuerdo, posiblemente estén temerosos de perder el poder que hasta ahora tienen y los privilegios que le dan tener el control de los recursos naturales del país. Explotan el sentimiento antioccidental, que ellos mismos han contribuido a fomentar.

Israel es otro de los grandes descontentos con el levantamiento de las sanciones. Le preocupa la influencia política que Irán puede desarrollar tras la implementación del acuerdo sobre el programa nuclear, teme que el aumento de su poder económico, como consecuencia del levantamiento de las sanciones, le lleve a incrementar más su ya importante poder militar. Convienen recordar que Irán siempre ha sido muy hostil con el Estado de Israel y que este, a su vez, lo considera uno de sus peores enemigos.mapa

Pero  el más afectado en todos los órdenes -político, económico, ideológico, militar y económico- es Arabia Saudí, su gran rival[3]. Arabia Saudí es el principal país musulmán aliado de los Estados Unidos y el segundo en la región después de Israel. Ahora teme que el acercamiento de Estados Unidos y la Unión Europea debiliten esa privilegiada posición a favor de Irán.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz[4], desde su toma de posesión se ha mostrado duro con el régimen chií de Teherán. Aunque no hay enfrentamiento directo si los hay indirectos, a modo de guerra fría[5], en Siria y Yemen donde apoya al bando contrario que lo hace Irán. En efecto, en Siria es el principal soporte de al Asad y en Yemen apoya a los rebeldes Houtis chiíes[6].

Salman no ha dudado en mostrar su poder contra los chiíes ejecutando recientemente a un clérigo chií junto con otros 46 disidentes, acusándolos de terrorismo[7]. Ha creado una fuerza militar árabe para luchar en Yemen contra los Houthis, a los que apoya Irán, y ha formado una gran coalición de países musulmanes contra el terrorismo. Irán teme que estas fuerzas militares son un pretexto para amenazarle.

No obstante, Irán y Arabia Saudí tienen un enemigo en común: Daesh (el Estado Islámico). Sin embargo, ambos tienen una visión diferente del problema: Arabia Saudí cree que Daesh es una reacción contra el régimen de Al Asad protegido por Irán, mientras que Irán piensa que Daesh es un producto del fundamentalismo wahabista saudí.

EL POTENCIAL MILITAR IRANÍ

Irán es una potencia militar en Oriente Medio. No es tarea fácil encontrar datos oficiales sobre sus gastos militares, la composición de sus fuerzas armadas, el número de efectivos y sus capacidades logísticas y operativas. Propio de una dictadura, la transparencia en esta y otras materias es escasa. Durante los últimos años, como consecuencia del programa nuclear, ha estado sometido a un riguroso control de compra de material de guerra e incluso de doble uso.

Se estima que el número de efectivos militares es superior al medio millón, además de los más de cien mil que constituyen la poderosa Guardia Republicana. Posee unos tres mil carros de combate y más de ochocientos aviones militares. Su marina dispone de unos 250 buques de guerra de distintas modalidades y 14 submarinos. Además cuenta con sistemas de misiles tierra-aire de medio alcance y misiles tácticos tierra-tierra.Armamento-iraní

A pesar del embargo, Irán ha proporcionado armamento a Iraq, armas ligeras, cohetes y lanzaderas y 7 aviones de segunda mano de fabricación rusa, tipo SU-25. Las propias autoridades iraníes han confirmado que desde noviembre de 2014 han abastecido al gobierno de Al Asad y a Hezbollá con diverso armamento. Pero su capacidad de compra de material militar se ha reducido considerablemente debido al embargo.

Los últimos datos contrastados que se disponen sobre sus gastos militares datan de 2012. Según el SIPRI (Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo), ese año Irán tuvo un gasto  militar de 11.453 millones de dólares. Hay que tener en cuenta que según esa misma fuente, en el 2014, Israel gastó 15.906 millones de dólares y Arabia Saudí 80.762 (el cuarto mayor gasto mundial, por detrás de Estados Unidos, China y Rusia). El Instituto francés IRIS en su L´Armée Stratégique 2015 estima que el gasto militar iraní en 2014 fue de 17.700 millones de dólares, lo que supuso el 4,13% de su PIB y una reducción del 14% con respecto al año anterior.

Es de esperar que con el levantamiento del embargo y la liberación de los fondos para la compra de armamento congelados desde 1979 pueda adquirir armamento y tecnología militar próximamente. Vendedores no les van a faltar, entre otros los norteamericanos que a buen seguro van a recuperar el contante de esos fondos congelados vendiendo el armamento que por contrato iban destinados a compras militares. Rusia no ha perdido el tiempo, con el levantamiento Putin ha ordenado la reanudación de de un programa de provisión de misiles antiaéreos por un valor de 800 millones de dólares.

LOS DERECHOS HUMANOS EN IRÁN

El levantamiento de las sanciones por el cumplimiento por parte iraní de lo acordado sobre el programa nuclear no puede hacer olvidar que Irán es todavía un país donde no se respetan los derechos humanos. Informes de organizaciones como Amnistía Internacional y Human Right Watch así lo acreditan.

Amnistía internacional lo expresa en su informe anual de 2015: las autoridades restringen la libertad de expresión, asociación y reunión, arrestan sin las suficientes garantías procesales a disidentes, activista, defensores de los derechos de la mujer y periodistas; se practica la tortura con total impunidad; hay un elevado número de ejecuciones; y todavía hay sentencias de amputaciones y lapidaciones.stop execution in iran

Human Right en el informe de 2015 dice que no hay mejoras significativas durante el primer año de la presidencia de Rohani. Señala el informe que elementos represivos dentro las fuerzas de seguridad, la inteligencia del estado y el sistema judicial continúan perpetrando abusos contra los derechos de los ciudadanos. Según este informe, hay ejecuciones, especialmente relacionadas con tráfico de drogas. Además las fuerzas de seguridad e inteligencia detienen a periodistas blogueros, periodistas y disidentes políticos.

CONCLUSIONES

Irán vuelve a la escena internacional, y eso es una buena noticia. Abre caminos para la resolución de conflictos como el de Siria y Yemen, para suavizar las relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea, y proporciona la esperanza de que la dictadura teocrática iraní dé pasos hacia un sistema democrático que permita un mayor bienestar y libertad para sus ciudadanos.

Pero esa esperanza de bienestar y libertad para sus ciudadanos puede quedar truncada si esta nueva etapa de relaciones sólo tiene como finalidad el establecimiento de negocios lucrativos. Unos negocios que servirán para enriquecer a poderosas industrias transnacionales y a las élites iraníes. ¿Qué llegará a las sufridas gentes de Irán?

Los iraníes son víctimas de de dictadores, primero el Sha, luego los ayatolas, estos últimos en nombre de de Dios. Por eso desde Occidente, las sociedades democráticas deben exigir la transformación del sistema iraní, de modo que esta apertura económica no se traduzca en una justificación para que los dirigentes actuales, con su ideología regresiva, se perpetúen en el poder. No es aceptable que un posible crecimiento económico sirva de argumento a esos dirigentes para preservar su status y sus leyes represivas.

Occidente, el de los valores democráticos, sería cómplice de tal continuidad si no antepusiera los valores democráticos, la paz justa, la del bienestar, la dignidad y los derechos humanos, sobre el negocio puro y duro. Los ciudadanos occidentales y mundiales convencidos de los valores democráticos deben anteponer la ética al negocio, la libertad al beneficio y los derechos humanos por encima de cualquier creencia.

La agenda económica y militar no es suficiente a la hora de tratar con Irán o con Arabia Saudí. Ambos países son responsables de la expansión de dos formas de entender el Islam que ha incendiado Oriente Medio y han fomentado ideologías fundamentalistas. El Islam es enorme, grandioso, millones de musulmanes se siente orgullosos de serlo, lo que no significa que comulguen con las doctrinas de algunos de sus dirigentes, máxime cuando las usan como modo de someterles.

La agenda de la seguridad humana, de los derechos humanos, de la paz justa tiene que ser una prioridad. Irán vuelve a la escena internacional, como amigo. Una amistad que no puede quedar en pura mercancía.

[1] Ver Irán: la negociación sobre el programa nuclear en: https://jjolmos.wordpress.com/2013/11/12/iran-la-negociacion-sobre-el-programa-nuclear/

[2] Ver El pacto sobre el programa nuclear de Irán en https://jjolmos.wordpress.com/2015/04/07/el-pacto-sobre-el-programa-nuclear-de-iran/

[3] Ver Aumento de la tensión entre Irán y Arabia Saudí: alerta para la paz mundial en http://www.entreparentesis.org/blog/822-aumento-de-la-tension-entre-iran-y-arabia-saudi-alerta-para-la-paz-mundial

[4] Ver Arabia Saudí: nuevo monarca, viejos problemas en https://jjolmos.wordpress.com/2015/01/25/arabia-saudi-nuevo-monarca-viejos-problemas/

[5] Ver La guerra árabe iraní agrava el conflicto en Siria en http://entreparentesis.org/wp-content/uploads/kalins-pdf/singles/la-guerra-fria-arabe-irani-agrava-el-conflicto-en-siria.pdf

[6] Ver Yemen en guerra: Tormenta Decisiva en https://jjolmos.wordpress.com/2015/04/02/yemen-en-guerra-tormenta-decisiva/

[7] Ver Arabia Saudí: el triunfo de los petrodólares sobre los derechos humanos en https://jjolmos.wordpress.com/2016/01/04/arabia-saudi-el-triunfo-de-los-petrodolares-sobre-los-derechos-humanos-2/

Javier Jiménez Olmos

24 de enero de 2016

 

BOMBAS NUCLEARES CAYERON SOBRE PALOMARES (ALMERÍA). HACE CINCUENTA AÑOS

accidente de palomares

El 17 de enero de 1966, hoy hace 50 años, dos aviones estadounidenses chocaron en vuelo, sobre los cielos de Almería, durante una maniobra rutinaria de reabastecimiento en vuelo. Uno de ellos portaba una carga mortífera de cuatro bombas nucleares. Los españoles de entonces vivían ajenos a lo que sucedía en aquellas bases norteamericanas que se habían instalado en su territorio nacional, y ni mucho menos sabían que los aviones de las fuerzas aéreas  estadounidenses volaban sobre el espacio aéreo español con bombas nucleares.ReabastecimientoLos norteamericanos, amparados por el régimen franquista, ocultaron la magnitud del desastre y las consecuencias del mismo. Alguna, como la de la contaminación del suelo por plutonio, perdura hasta nuestros días. Pudo ser aún peor si alguna de las bombas hubiera llegado a estallar, aunque también usaron la propaganda para extender la noticia de que esa explosión era imposible ya que los artefactos no estaban armados para hacerlo.

En cualquier caso, una lección de la historia que los más jóvenes deberían conocer. Es muy posible que hechos como este del accidente del los aviones norteamericanos sobre las tierras almerienses no vuelva a suceder jamás. Los controles democráticos deben de impedir que las operaciones militares, y muy especialmente las de terceros países, se realicen dentro del territorio nacional sin el conocimiento y consentimiento de los ciudadanos. Y es una lección para comprender lo que ha sucedido y sucede en muchas partes del mundo.

Las potencias occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, siempre han defendido los valores de la democracia y la libertad, pero no han tenido escrúpulos a la hora de apoyar, patrocinar o sostener a dictadores que han servido a sus intereses. Dictadores, que siempre predican el amor a la patria, pero que no tienen escrúpulos a la hora de ofrecer su suelo, sus mares o su espacio aéreo a los intereses de aquellos que les amparan, aunque para ello pongan en riesgo la seguridad de sus compatriotas.

España no fue una excepción, los norteamericanos han provocado golpes de estado y han apoyado regímenes dictatoriales allá donde les ha interesado, para lo cual han utilizado todos los medios de los que han dispuesto, incluidos los ilegales como el soborno  o la fuerza. Los soviéticos, durante el periodo de la guerra fría, también hacían el mismo juego en sus zonas de influencia. Una gran parte de los españoles de la España del dictador Franco fueron “víctimas ignorantes” de esta perversa y oscura lucha de  poder entre soviéticos y norteamericanos.

Con el fin de recordar lo que ha sido la cooperación con los Estados Unidos desde el franquismo a la democracia, y el periodo de la guerra fría, se recomienda ver en este mismo blog:

LOS CONVENIOS DE COOPERACIÓN DE ESPAÑA CON ESTADOS UNIDOS DURANTE LA GUERRA FRÍA 

https://jjolmos.wordpress.com/2012/05/15/los-convenios-de-cooperacion-de-espana-con-estados-unidos-durante-la-guerra-fria/

EL MURO DE BERLÍN: INICIO Y FINAL DE LA GUERRA FRÍA

https://jjolmos.wordpress.com/2014/11/07/el-muro-de-berlin-inicio-y-final-de-la-guerra-fria-2/

Javier Jiménez Olmos 

17 de enero de 2016